CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Mundo

Un “santón” hindú se castra tras el arresto de su gurú acusado de violación

Por CNN en Español

(CNN) — El miércoles, un “santón” hindú se castró en India, luego del arresto del conocido predicador Asaram Bapu, venerado por millones en el país por sus sermones sobre la iluminación. La policía acusó al gurú de 72 años de violar a una estudiante de 16 años en uno de sus ashrams, o centros religiosos, en agosto.

Las autoridades en el estado de Uttar Pradesh, al norte de India, encontraron a Baba Premdas, quien ha sido seguidor de Bapu durante 60 años, sangrando en su casa en Amethi a causa de heridas aparentemente inflingidas a sí mismo, le dijo a CNN Alankrita Singh, jefe de la policía. Premdas fue ingresado a un hospital local, y luego fue llevado a un centro de salud más grande para que fuera sometido a una operación, donde “se encuentra estable”, dijo Singh.

Ante la pregunta de si este acto estaba relacionado con el arresto de Asaram Bapu, Singh agregó, “Hemos escuchado algo relacionado, pero nada está confirmado aún”.

“Algunos dicen que fue por el arresto de Bapu”, le había dicho Singh a AFP antes, “otros dicen que fue porque temía terminar en la situación de Bapu. Nadie lo sabe”.

Bapu ha negado las acusaciones de agresión sexual hechas por la adolescente y sus padres, ambos seguidores del gurú. El predicador de edad avanzada también ha afirmado que físicamente no es capaz de cometer un acto de violación, pero la policía dice que las pruebas médicas muestran lo contrario.

“El equipo de médicos dice que se encuentra en perfecto estado, tanto médica, mental y físicamente”, expresó Ajayal Lamba, Inspector Delegado de la Policía en Joghpur.

Bapu, también llamado “hombre dios” por los medios de India, actualmente se encuentra en la cárcel mientras espera ir a juicio luego de que un tribunal rechazara su solicitud de fianza a principios de esta semana, le dijo a CNN el fiscal público, Anand Purohit. La fiscalía planea presentar un informe detallado de los cargos en el juicio que se llevará a cabo pronto, expresó.

El caso de violación en contra de Bapu que se está desarrollando este mes, es el último caso en una serie de incidentes de agresión sexual que se han dado desde finales del 2012, y que han obtenido notable atención tanto por su frecuencia como por su intensidad.

Fue la violación en grupo y el asesinato de una estudiante de 23 años, ocurridos en Nueva Delhi el pasado diciembre, lo que movió a la acción a la sociedad india y a los medios en particular a examinar la incidencia generalizada de violación y otras formas de violencia en contra de las mujeres. La brutalidad del crimen inició una amplia discusión en todos los niveles de los medios indios, y generó múltiples debates en las asambleas nacionales y regionales. Movidos a la acción por la indignación pública, el gobierno instituyó nuevas leyes y castigos mucho más estrictos, entre ellos la pena de muerte cuando las víctimas son asesinadas o dejadas en estado vegetal.

Además, a diferencia de las prácticas anteriores, comportamientos agresivos como voyeurismo, acoso y manoseo, ahora pueden llevar al arresto y al castigo. El sistema de tribunales de India ahora está haciendo mayor uso de juicios acelerados para procesar los crímenes más atroces y destacados en contra de las mujeres. Los medios locales y nacionales se han enfocado en agresiones sexuales y otro tipo de violencia en contra de las mujeres, lo que ha llevado a un torrente de informes inquietantes luego del horrendo incidente de violación ocurrido en diciembre del año pasado.

En marzo, por lo menos cinco hombres de una tribu local violaron en grupo a una mujer suiza, quien acampaba con su esposo en un bosque del distrito de Datia. Cuatro meses después, un tribunal condenó a los seis hombres a cadena perpetua.

En abril, una niña india de cuatro años de edad fue violada por un hombre de 35 años, en el estado central de Maharashtra. La niña sufrió daño cerebral, y estuvo en coma durante dos semanas antes de morir a causa de un paro cardíaco.

En junio, por lo menos tres hombres violaron en grupo a una turista estadounidense de 31 años en el norte de India, luego de que ella visitara el Templo Vashishth pasada la media noche. Ella aceptó que el grupo la llevara en su auto tras no haber conseguido taxi. La condujeron a un área boscosa, donde la atacaron.

Mientras tales incidentes han tenido una amplia cobertura por parte de medios de comunicación internacionales, existe un mayor número de casos que sólo se reportan en noticieros locales de India, y un número desconocido de casos simplemente no se denuncia.

Sólo esta semana en los medios locales, el Times de India informó que dos hombres violaron en grupo a una mujer de 27 años, quien había ido a una tienda local en el estado de Uttar Pradesh, al norte de India. El Hindustan Times informó que por lo menos de seis a siete niñas fueron atraídas y violadas en una planta industrial de acero al sur de Mumbai durante los últimos seis meses. El Indian Express también reportó la historia de una niña de 14 años, quien supuestamente fue violada por dos personas durante varios meses en el estado de Gujarat, al oeste de India. Los aldeaños descubrieron que la niña estaba embarazada, pero más adelante perdió a dos bebés gemelos.

Según la Oficina Nacional de Registro de Crímenes, el país registró 23.923 casos de violación denunciada en el 2012; esto representa un aumento del 57% en los casos denunciados desde el 2003. En general, se considera que este número representa pocas denuncias para un país que tiene más de mil millones de habitantes. Estados Unidos, con una población de más de 310 millones, registró 270.000 casos de violación en el 2010; éste es el año más reciente del cual se tienen estadísticas nacionales de violación.