CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Noticias Recientes

Encuentran cientos de cuerpos en una fosa común en Bosnia

Por CNNEspañol Sebastián Jiménez Valencia

Por Laura Smith-Spark, CNN

(CNN) — Investigadores en Bosnia han descubierto una fosa común que se cree contiene varios cientos de cuerpos de víctimas del conflicto que surgió luego de la desintegración de la antigua Yugoslavia hace dos décadas.

Se cree que los restos son los de aquellas víctimas de origen étnico bosnio y croata de Prijedor y sus alrededores, quienes murieron en el verano de 1992, según la Oficina del Fiscal de Bosnia y Herzegovina.

El sitio, en Tomasica, municipio de Prijedor, es una de las fosas comunes más grandes encontrada en Bosnia y Herzegovina desde el conflicto, dijo Boris Grubesic, un portavoz de la oficina del fiscal.

A partir del martes, 231 cuerpos completos han sido exhumados, así como partes del cuerpo de otras 112 personas.

Sin embargo, agregó, este número aumenta día a día, o incluso cada hora.

También se ha encontrado más de 30 artículos personales, indicó.

La excavación de la fosa común, que llega a una profundidad de 10 metros (33 pies) comenzó a principios de septiembre y se espera que continúe hasta la próxima semana.

Los restos están siendo llevados a un centro de identificación en Sanski Most, donde permanecerán hasta que el proceso de identificación y análisis forense haya sido completado, dijo la oficina del fiscal.

Representantes de la Comisión Internacional de Personas Desaparecidas, el ministro del interior de Bosnia y Herzegovina y la oficina del fiscal están presentes durante la excavación, así como un experto patólogo forense.

Familiares desaparecidos  

La identificación de los restos puede ayudar a llevar sanación emocional para las muchas familias cuyos parientes desaparecieron en el transcurso del conflicto, que terminó en 1995.

Más o menos 9.000 personas todavía están desaparecidas, alrededor del 30% de todas las personas que se reportaron después del conflicto. Otras 22.000 ya se han identificado, según la Comisión Internacional de Personas Desaparecidas.

El embajador Peter Sorensen, jefe de la delegación de la Unión Europea para Bosnia y Herzegovina, fue parte de una delegación que visitó el sitio Tomasica hace sólo un mes, cuando habló de los miles que todavía están desaparecidos.

«Las familias tienen el derecho a saber qué pasó con sus familiares desaparecidos», indicó. «Gobiernos, autoridades militares y antiguos grupos armados tienen la obligación de presentar toda la información relevante que tengan, y contribuir con los esfuerzos de volver a reunir a las familias».

Él y otros más también visitaron otra fosa que está bajo excavación, ubicada en el sitio de eliminación de desechos en Sarajevo.

Declaraciones de testigos sugieren que tanto como 100 cuerpos podrían haber sido encontrados aquí, pero primero deben remover la basura que se ha acumulado durante dos décadas, según una declaración de la Comisión Internacional de Personas Desaparecidas.

Kathryne Bomberger, directora general de la comisión, felicitó el trabajo de los investigadores, afirmando que los trabajos de excavación en ambos sitios eran «algunos de los más complejos que habían sido asumidos en la región».

El proceso de investigar estas desapariciones es meticuloso: requiere la excavación cuidadosa de tumbas clandestinas y documentación precisa de la evidencia que se recoge», dijo.

Juicios por crímenes de guerra  

El Tribunal Internacional Penal para la ex Yugoslavia, un tribunal respaldado por la ONU, continúa con procedimientos por crímenes de guerra cometidos durante los conflictos en las Malvinas en la década de 1990.

Cuatro casos permanecen en juicio, incluyendo el caso del exlíder serbobosnio Radovan Karadzic, acusado de genocidio, crímenes en contra de la humanidad y crímenes de guerra.

Los otros tres en juicio son el ex líder serbobosnio del ejército, Ratko Mladic, quien está acusado de genocidio y otros crímenes de guerra; el líder rebelde serbocroata Goran Hadzic, acusado de crímenes contra la humanidad y crímenes de guerra; y Vojislav Seselj, un político nacionalista serbio que enfrenta cargos de crímenes contra la humanidad y crímenes de guerra.

El tribunal dijo que «el número más significativo» de sus casos se trataban de supuestos crímenes realizados por serbios o serbobosnios.

Sin embargo, ha habido condenas por crímenes contra serbios por parte de otros grupos, incluyendo croatas, musulmanes bosnios y albaneses de Kosovo.