(CNN Español) - Hoy hemos venido a Australia para ver la Melbourne Cup, una carrera que paraliza a la nación. Han pasado 20 años desde que un caballo del hemisferio norte ganó esta competencia. Desde entonces, jinetes europeos han triunfado en forma consistente dejando a los australianos con solo cuatro héroes locales. Veamos qué es lo que pasa en este país apasionado por las carreras de caballos pero sin grandes favoritos.