(CNN Español) - En los 153 años de historia de la Melbourne Cup se han visto victorias increíbles. Pero si uno le pregunta a los australianos, hay un campeón que siempre recuerdan: Subzero. Su victoria en 1992 lo convirtió en leyenda.