(CNN Español) - La visión de las FARC para combatir el narcotráfico va más allá de las fronteras colombianas.

El grupo rebelde plantea que Estados Unidos y Europa deben asumir el compromiso y responsabilidad de reducir la demanda de drogas ilícitas y combatir el lavado de dinero en su territorio.

Sin esta fórmula, dice la guerrilla, no habrá una solución real y efectiva al problema de las drogas ilegales.

Entretanto, los presidentes de Colombia y EE.UU. sostuvieron una reunión en la Casa Blanca en la que hablaron sobre una nueva cooperación bilateral que beneficie a otros países de la región.

Juan Manuel Santos dijo que, así como hace 50 años, EE.UU. lanzó la "Alianza para el Progreso", las circunstancias están dadas para poner en marcha otra alianza para la prosperidad y la paz.

Por su parte, Barack Obama, destacó el compromiso de santos en buscar la paz con las FARC, y recalcó que, pese a las dificultades de este proceso, Estados Unidos apoya firmemente al mandatario colombiano.