CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Noticias Recientes

El rompehielos chino que rescató a 52 personas en la Antártida, atrapado en el hielo

Por CNN en Español

(CNN) – El rompehielos chino que envió un helicóptero el jueves para transportar decenas de pasajeros de un barco atrapado en el hielo de la Antártida está acosado por el hielo y sin poder moverse, según la Agencia de Seguridad Marítima Australiana (AMSA).

El capitán del Xue Long dijo a la AMSA que su barco es seguro, tiene un montón de comida y suministros, y necesitan ayuda por el momento.

El rompehielos australiano, el Aurora Australis, que está llevando a los pasajeros rescatados, se colocó en estado de alerta en caso de que el Xue Long necesite ayuda. Pero los capitanes del Xue Long y el ruso MV Akadmik Shokalskiy acordaron que ya no necesitan la ayuda del Aurora Australis.

Según dijeron, van a ser capaces de proporcionar apoyo mutuo el uno al otro.

AMSA lanzó el Aurora Australis en una operación de búsqueda y rescate y el buque continúa su camino con los pasajeros liberados rumbo a la base de Casey para completar un nuevo abastecimiento.

El barco chino planea tratar de salir de la gruesa capa de hielo la madrugada del sábado cuando las condiciones de las mareas son más favorables, de acuerdo con la AMSA.

La lucha del barco chino llega el día después de su helicóptero transportara a los 52 pasajeros del Akadmik Shokalskiy bloqueado con hielo hasta el Aurora Australis.

publicidad

El Akademik Shokalskiy había quedado atrapado en una zona de hielo inusualmente profunda desde la víspera de Navidad con científicos, periodistas, turistas y tripulantes a bordo.

Los pasajeros rescatados, la mayoría de ellos australianos, todavía tendrán que esperar antes volver a casa. Los funcionarios dicen que estiman la Aurora Australis regresará al continente australiano a mediados de enero.

Los 22 tripulantes rusos permanecen en el Akademik Shokalskiy, esperando a que el hielo cambie y permita al buque liberarse.