Por Nicola Iseard, para CNN

(CNN) - Starbucks, McDonald's, Zara; muchas de las cadenas internacionales han intentado conquistar París, pero la ciudad parece haber opuesto más resistencia que, por ejemplo, Londres o Nueva York.

Los parisinos siguen prefiriendo los establecimientos en pequeños vecindarios que venden una sola cosa, y lo hacen muy bien; los comercios de este tipo están amenazados de extinción en otras grandes ciudades cosmopolitas.

Y no es que estas peculiares tiendas parisinas sean todas viejas, operadas por familias y escondidas en calles poco transitadas.

Algunas son nuevas y son más audaces a la hora de impulsar las ventas que las típicas compañías multinacionales.

Cuando de comprar en París se trata, los mejores regalos siguen viniendo en paquetes pequeños, maravillosamente envueltos y decorados con un pequeño moño.

1. Deyrolle

Diseca toda clase de criaturas grandes y pequeñas  desde 1831; este venerable taxidermista estuvo a punto de cerrar en 2008 después de que un incendio destruyera gran parte de la tienda.

Sin embargo, con la ayuda de algunos acaudalados clientes, entre ellos la casa de moda Hermès, su actual propietario, el príncipe Louis Albert de Broglie, la reconstruyó por completo.

Hoy, su interior al estilo del siglo XIX está restaurado en todo su esplendor. Sus hermosas vitrinas de madera contienen de todo, desde escarabajos disecados hasta gatos domésticos y jirafas de tamaño real.

"Si los animales muertos te asustan, no vengas aquí", dice un seguidor.

"De lo contrario, es como entrar a otro mundo".

Deyrolle, 46 calle du Bac, séptimo distrito; +31 1 42 22 32 21

2. Tombées du Camion

Su nombre se traduce como "caído de un camión". Esta tienda de Montmartre vende un surtido de objetos coleccionables, desde cabezas de muñecas y armónicas de juguete hasta pistolas antiguas y relojes descompuestos.

"Vendo objetos que tienen valor sentimental en lugar de valor comercial", explica el dueño, Charles Mas.

"Compro muchos artículos de mayoristas y fábricas antiguas; son antiguos pero nunca han sido usados".

"La nostalgia, el humor, el surrealismo, el punk y lo absurdo me inspiran".

"Espero que mis clientes entiendan el mensaje: las cosas solo tienen el valor que tú les das".

El precio de la mayoría de artículos se encuentra en el rango de €1 ($1,40) hasta €15.

Tombées du Camion (sitio solo en francés), calle 17 Joseph de Maistre, Montmartre, décimoctavo distrito; +33 9 81 21 62 80.

3. Maison du Miel

Abierta en 1905, la Casa de la Miel es la abeja reina -la más antigua- de los vendedores de miel parisinos.

Lavanda, limón, eucalipto y tomillo están entre las 40 variedades de miel que representan a las regiones francesas que ocupan sus estanterías.

Un folleto explica los beneficios para la salud que se le atribuye a cada una -la miel de tomillo parece ser buena para la digestión, por ejemplo, y la de lavanda para el insomnio- pero los deliciosos sabores son su propia publicidad.

Puedes probar tres clases de miel antes de que te decidas a comprar.

La tienda también vende dulce de miel, mermelada de miel, aceite de miel y jabones elaborados a base de miel.

Maison du Miel (sitio solo en francés), calle 24 Vignon, noveno distrito; +33 1 47 42 26 70

4. Pour Vos Beaux Yeux

Ésta podría ser la colección de lentes más genial del planeta.

El legendario modelo Persol de lentes de sol plegables que usó Steve McQueen en "The Thomas Crown Affair" y un marco Ray-Ban Bausch & Lomb como el que se posaba sobre la nariz de Johnny Depp en "Fear and Loathing in Las Vegas" son algunos de los artículos antiguos que están a la venta.

Tras el éxito de su primera tienda en Niza, el óptico y coleccionista de gafas Charles Mosa abrió esta segunda tienda en París en 2011.

Sin embargo, no se trata de una óptica cualquiera. Mosa busca inventario inactivo de fábricas que ya no están en funcionamiento; así, logra crear una colección de monturas sin usar que datan de 1900 a 1980.

Las tiendas "ofrecen un vistazo a un estilo cinematográfico o algo un poco glamoroso y romántico", afirma el mismo Mosa.

Los precios van desde 110 hasta 4.000 dólares.

Por Vos Beaux Yeux (sitio solo en francés), 10 Callejón du Grand Cerf, segundo distrito; +33 1 42 36 06 79

5. Noir Kennedy

Ratas disecadas cuelgan de trampas junto a cuervos conservados; ataúdes rebosantes de zapatos de charol de los ochenta y chaquetas de béisbol restauradas; chaquetas de cuero colgadas del techo, y  vestidores  decorados como las clásicas cabinas telefónicas británicas rojas.

Ingresar a esta tienda de ropa antigua, toda una institución de moda en Marais, es como ingresar a un plató de rodaje de videos musicales al estilo Thriller.

Los precios son bajos para ser una tienda parisina y a los compradores aficionados al rockabilly les dan serenata con las melodías tradicionales de rock que salen de las bocinas.

Noir Kennedy, 22 calle du Roi de Sicile, cuarto distrito; +33 9 67 32 17 80

6. La Fausse Boutique

La Fausse Boutique se traduce como "La tienda falsa" y el nombre le sienta bien.

Antes de 2010, era un taller de jóvenes artistas, diseñadores e inventores

Sin embargo, desde el exterior se asemejaba tanto a una tienda que mucha gente entraba a preguntar si podían comprar las creaciones que veían.

Y voilá; así nació La Fausse Boutique.

Desde pastillas antiresaca hasta satíricos juegos de mesa como Méditations Foireuses ("Reflexiones a medias"), se enfoca en productos peculiares y surrealistas.

Los creadores aún están ahí; trabajan en una oficina detrás del salón de exposición.

La Fausse Boutique, 32 calle Pierre Fontaine, noveno distrito; +339 52 43 25 71

7. Goumanyat & Son Royaume

Si no sabías que se necesitan 150.000 flores de croco para hacer un kilo de azafrán, te enterarías después de visitar este emporio de especias en una antigua botica parisina

El azafrán ha sido el producto insignia de la familia Thiercelin durante más de 200 años, y al señor Thiercelin, al actual propietario de la tienda, le gusta contar las tradiciones sobre las especias a los clientes a los que les da la bienvenida personalmente una vez han tocado el timbre.

Pierre Gagnaire y Helene Darroze, entre otros chefs de París premiados con estrellas Michelin, vienen aquí para abastecerse de especias.

Hay clases de cocina los sábados por la tarde.

Goumanyat & Son Royaume (sitio sólo en francés) calle 3 Charles-François Dupuis, tercer distrito; +33(0) 144 789 674

8. Nose

Fundada en 2010 por siete amantes de los aromas, entre ellos Mark Buxton, creador de la primera fragancia Comme Des Garçon, el objetivo de esta boutique es encontrar el perfume perfecto para ti.

A los clientes se les entrega un iPad y se les pide llenar un cuestionario acerca de los perfumes que han usado, sus aromas favoritos y más.

La aplicación  sugiere cinco fragancias de las cincuenta disponibles, entre ellas marcas como Diptyque, L'Artisan Parfumeur y Callé, que te podrían gustar

Nose, 20 calle Bachaumont, segundo distrito; +33 1 40 26 46 03 03

9. Julien Aurouze

Desde 1872 libra a los parisinos de las plagas. Este negocio de exterminadores es famoso no sólo por su papel en "Ratatouille" de Disney/Pixar (a Remy, la rata que protagoniza la película, su padre le muestra la vitrina de la tienda como advertencia de que debe mantenerse alejado de los humanos), sino también por su horripilante vitrina en la que aparecen ratas disecadas colgando de trampas.

Los animales disecados ciertamente son un tema común en las boutiques parisinas.

Aunque no sufras ninguna plaga, vale la pena visitar la tienda para ver su impresionante conjunto de artilugios para el control de pestes.

El establecimiento atrae a los aficionados a lo grotesco de todas partes del mundo, quienes vienen a tomarse fotografías frente a las trampas para ratas.

"Es un cambio agradable de las tiendas de ropa y calzado de la zona", dice un entusiasta.

Julien Aurouze (sitio sólo en francés), calle 8 de Halles, primer distrito; +33 1 40 41 16 20