(CNN) - Un vocero del secretario general de la ONU Ban Ki-moon dijo que la llamada conferencia Ginebra II —de las conversaciones de paz sobre Siria— empezará el miércoles sin la participación de Irán.

Ban invitó el domingo a Irán a participar en los diálogos de paz, algo que hizo enojar inmediatamente a la oposición y a Estados Unidos.

El objetivo de las pláticas es establecer un gobierno para terminar con la violencia que ha ocurrido en el país desde marzo de 2011, y que ha matado a más de 100.000 personas.

"Como lo he dicho repetidamente, creo fuertemente que Irán necesita ser parte de la solución en la crisis siria", dijo Ban el domingo.

Un vocero del Consejo Nacional Sirio, el principal grupo opositor sirio, reaccionó a la invitación.

"Este es un factor decisivo para la Coalición Nacional. Si insisten en llevar a Irán, tendremos que regresar a la mesa de dibujo otra vez", dijo Louay Safi a CNN por teléfono desde Turquía.

“No queremos negociar con Irán, queremos negociar con el régimen. Antes de que vayamos (a la conferencia), Irán tiene que decir que retirarán todos los combatientes (de dentro de Siria)”, afirmó.

Estados Unidos también expresó preocupación por la invitación del secretario general.

"Estados Unidos ve la invitación del secretario general de la ONU para que Irán atienda la próxima conferencia de Ginebra como condición a que Irán explicita y públicamente apoye la completa implementación del comunicado de Génova incluyendo el establecimiento de un cuerpo de gobierno de transición con consentimiento mutuo y poderes ejecutivos completos. Esto es algo que Irán nunca ha hecho públicamente y algo que nosotros hemos dejado en claro que se requiere", afirmó la vocera del Departamento de Estado, Jen Psaki.

"Nosotros también estamos profundamente preocupados por las contribuciones de Irán con el (presidente Bachar) en una campaña brutal del régimen de Asad contra su propio pueblo, lo que ha contribuido al crecimiento del extremismo y la inestabilidad en la región. Si Irán no acepta plena y públicamente el comunicado de Ginebra, la invitación debe ser revocada", dijo la portavoz del Departamento de Estado Jen Psaki.

Al menos 155 personas fueron asesinadas este domingo, de acuerdo con un comunicado de la Coordinación de Comités Locales de Siria. Casi la mitad de esos muertos fueron en Alepo, dijo el grupo.