(CNN Español) - René González, uno de los cinco funcionarios de inteligencia cubanos condenados en Miami y a quien las autoridades estadounidenses dejaron volver a la isla, habló con CNN en Español sobre las reformas en su país.

En entrevista con Claudia Palacios, dice que el trabajo independiente, el acceso a la vivienda o a un automóvil son cambios necesarios, pero que entiende por qué el gobierno mantenía un control sobre esas actividades.

González fue condenados por espionaje en Estados Unidos, pero en su caso se le permitió regresar a su país tras renunciar a la ciudadanía estadounidense. Es el único que ha sido puesto en libertad tras cumplir una condena de 15 años.

El cubano se refirió a los cambios permitidos por el gobierno de Raúl Castro en la isla, que permiten, entre otras cosas, el trabajo por cuenta propia y la compra y venta de vehículos.

Sobre los casos recientes de espionaje de Estados Unidos, González cree que demuestran que Fidel Castro tenía razón al decir que "el país más espiador del mundo está acusando de espía al país más espiado".

"Habrá que imaginarse a qué nivel de espionaje ha sido sometida Cuba".

González dice que espera que Julian Assange y Edward Snowden "nunca lleguen a ser condenados y que reciban asilo político, donde quiera que estén".

El llamado “Grupo de los 5” estaba conformado por Gerardo Hernández, Ramón Labañino, Fernando González, Antonio Guerrero y René González, quienes fueron sentenciados a condenas que van desde 15 años a cadena perpetua.

Fueron arrestados en 1998 y enjuiciados en Miami.

El gobierno de Fidel Castro aseguró en ese momento que su misión en EE.UU. era monitorear las actividades de grupos y organizaciones responsables de actividades terroristas contra Cuba.