CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Ciencia y Espacio

Los 14 mejores museos de aviación del mundo

Por (CNNEspañol.com)

Por Tamara Hinson y Tara Donaldson, para CNN

(CNN) — Durante los últimos meses se han cumplido aniversarios importantes en el mundo de la aviación.

Orville Wright completó el primer vuelo a motor del mundo el 14 de diciembre de 1903.

Si estás viendo esta nota en tu móvil, mira aquí la galería.

El primer vuelo comercial, desde San Petersburgo, Florida, a Tampa, Florida, tuvo lugar en enero de 1914.

Ese vuelo de 23 minutos, por el que la mayoría de los pasajeros pagó 5 dólares, tuvo lugar en un hidroavión biplano de madera y muselina.

En otras palabras, no mucho peor que algunos viajes en aerolínea de bajo costo que hemos soportado en la era moderna.

Los mejores museos de aviación del mundo recogen los logros y los productos de los pilotos, los diseñadores e ingenieros que nos llevaron desde esos primeros vuelos destartalados a los viajes espaciales, y a gente recortándose las uñas de los pies junto a nosotros en el asiento 17B.

Afortunadamente, no hay necesidad de abrocharse el cinturón, apagar el teléfono móvil o preocuparse por las turbulencias y el espacio para las piernas, para disfrutar de los mejores museos de aviación.

Solo disfruta del viaje.

14. Museo Aéreo de Palm Springs (California, Estados Unidos)  

El museo aéreo de Palm Springs es pequeño, pero eso es bueno.

Es uno de los pocos en los que se puede escalar dentro de la exposición, conversar con un piloto o disfrutar de un recorrido en biplano.

“Nos gusta traer exposiciones temporales, nuestra flota de aviones no es estática y no hay cuerdas que impidan que los visitantes se acerquen”, dice el director general Fred Bell.

“Nuestra biblioteca de 8.700 volúmenes está formada por narraciones en primera persona, incluyendo una colección de 800 volúmenes con libros dedicados al teatro de operaciones de China-Birmania-India durante la Segunda Guerra Mundial”.

“Somos un museo de historia viviente y no es extraño que los visitantes hablen con alguien que pilotó uno de nuestros aviones en Corea o Vietnam”.

Museo Aéreo de Palm Springs, 745 N. Gene Autry Trail, Palm Springs, California; +1 760 778 6262  

13. Museo Central de la Fuerza Aérea (Monino, Rusia)  

Como santuario de la Guerra fría, este museo a 24 millas de Moscú se considera el mejor de Rusia.

“Todo esto tiene un encanto único, difícil de cuantificar”, dijo Andy Saunders, autor de libros de aviación e investigador.

Las exposiciones al aire libre en la que una vez funcionara el escaparate de la base aérea, aviones rusos de la década de 1960 y 70.

Hay Mikoyans (MiGs) militares, bombarderos Tu-142, Tu-22 y un avión de pasajeros supersónico Tu-144.

Está expuesto el uniforme de vuelo que usó Francis Gary Powers cuando su avión U-2 fue derribado sobre la Unión Soviética durante una misión de reconocimiento.

Oficiales retirados, con historias y anécdotas personales que compartir, guían las visitas al museo.

Museo Central de las Fuerzas Aéreas, Monino, Rusia  

12. Museo del Real Servicio Médico Aéreo de Australia (Alice Springs, Australia)  

El Real Servicio Médico Aéreo de Australia (RFDS, por sus siglas en inglés) se aloja en el que una vez fue un edificio de radio de la RFDS.

Los visitantes pueden darle un vistazo al interior de un Pilatus PC12, el avión utilizado por el servicio.

También hay una exposición de radios y equipo médico históricos.

En el teatro para 70 asientos, los visitantes tienen la oportunidad de escuchar sorprendentes historias de supervivencia de aquellos que fueron atendidos por los médicos de servicio aéreo.

“El servicio fue fundado por un ministro, el Reverendo John Flynn, en 1928”, comentó Andrew Rutter, director del museo.

“El Reverendo Flynn previó un ‘manto de seguridad’ que proporcionó asistencia médica a los australianos, donde quiera que vivieran. “La historia comenzó en 1928 con un de Havilland DH50 alquilado del entonces incipiente Servicio Aéreo de Queensland y los Territorios del Norte, que más tarde se convirtió en la actual Qantas”.

Museo del Real Servicio Médico Aéreo de Australia, Alice Springs, Australia; +61 (0)8 8958 8411  

11. Hangar-7 de Red Bull (Salzburg, Austria)  

Propiedad del fundador de Red Bull y multimillonario Dietrich Mateschitz, el Hangar-7 de Red Bull es uno de los museos  de aviación más hermosos en el mundo.

El edificio principal, hecho de 1.200 toneladas de acero y 380 toneladas de vidrio, contiene la flota de los aviones acrobáticos de Red Bull, un raro Cessna C337, un Boeing PT-17 (conocido como el Harley Davidson del cielo) y tres aviones Alpha de 1.000 kilómetros por hora, los cuales fueron comprados por el equipo de acrobacias de Red Bull de la fuerza área alemana.

Tiene también colecciones de autos Fórmula 1, motocicletas y plantas.

Entre las máquinas de velocidad, los visitantes pueden encontrar algunos de los verdores más raros del mundo, incluyendo palmas de dátiles de pantano traídas de Indochina, higos morados y árboles japoneses Kusamaki.

Red Bull Hangar-7, Wilhelm-Spazier-Straße 7a, 5020 Salzburg, Austria, +43 662 2197  

10. Museo del Espacio y la Aviación de Canadá (Ottawa, Canadá)  

Hogar de más de 130 aviones de todo el mundo, los mejores aquí incluyen la sección delantera de un Avro Canada CF-105 Arrow (una de las pocas partes restantes del avión de combate de fabricación canadiense) y un simulador de vuelo.

En verano, los visitantes pueden realizar vuelos cortos en un biplano Waco UPF-7 de 1939.

“Nuestra colección ofrece aviones originales en oposición a versiones reproducidas”, señala Stephen Quick, el director general del museo.

“Solo en Ottawa se puede contemplar el primer avión totalmente hecho de metal del Profesor Junker, de 1917, un hidroavión HS2L resucitado de los lagos canadienses y un prototipo de un de Havilland Canada Beaver”.

Museo del Espacio y la Aviación de Canadá, 11 Aviation Parkway, Ottawa, +1 613 993 2010  

9. Museo de Aviación de China (Pekín)  

Más de 200 aviones son coleccionados en el museo de la aviación naval de China, incluyendo aviones de combate chinos, una réplica del “Wright Flyer” y el avión que fue una vez el transporte personal del Presidente Mao.

El entorno es espectacular, parte del museo se encuentra dentro de una cueva que originalmente era parte del sistema de búnker subterráneo de la base aérea de Shahe de China.

“Hay algunos aviones realmente extraordinarios, algunos que no pueden verse en el oeste”, afirma el experto en aviación Michael Blank.

“Mis exposiciones favoritas son los ‘prop liners’, antiguos aviones de pasajeros propulsados ​​por hélice, al igual que los Ilyushin 18”.

Museo de Aviación de China, Changping, Beijing, +86 10 6178 4882  

8. Museo de la Aviación Polaco (Cracovia, Polonia)  

Los aviones de la era comunista predominan aquí.

Dondequiera que mires fuera del museo de Cracovia hay una serie de la era soviética, los aviones de la Guerra Fría.

En su interior encontrarás exhibiciones bien conservadas de recuerdos de acompañamiento.

El museo tiene una enorme colección de aviones.

“Contiene una notable exhibición de un avión que no ha sido restaurado desde antes de la Primera Guerra Mundial en el destrozado estado en el que fuera redescubierto en Polonia a finales de la Segunda Guerra Mundial, después de haber sido raptado de la gran Deutsche Luftfahrtsammlung en Berlín para salvarlos de los bombardeos de los aliados”, dice Michael Oakey, editor administrador de The Aviation Historian.

El museo está ubicado en Rakowice-Czyżny, uno de los aeropuertos militares más antiguos de Europa, el campo de aviación jugó un papel en la defensa de la fortaleza de Cracovia durante la Primera Guerra Mundial.

La base sirvió de escuela de aviación durante la guerra polaco-soviética de 1920 y, hacia finales de los años 1920, se había convertido en la segunda mayor base aérea de Polonia.

“Es uno de los conocedores, con una cápsula del tiempo de los aviones sin tocar previos a la Primera Guerra Mundial, además de un ejemplo raro (desde 1970) del único biplano de producción de propulsión a chorro del mundo”, dice Oakey del PZL M-15 Belphegor.

Museo de Aviación Polaco, 31-864 Cracovia, al. Jana Pawla II 39  

7. Museo del Aire y Espacio Pima (Arizona, Estados Unidos)  

Museo del Aire y Espacio Pima es el museo de aviación con fondos no gubernamentales más grande de los Estados Unidos.

Los objetos exhibidos incluyen el SR-71 Blackbird (avión espía más rápido del mundo), un B-29 Superfortress y el biplano más pequeño del mundo.

En una zona, los aviones sirven como lienzos para el artista de grafiti brasileño Nunca.

Una de las atracciones más populares es el Boneyard, también conocido como el lugar donde los aviones van a morir.

El Grupo de Regeneración y Mantenimiento Aeroespacial (para darle el nombre correcto a la zona) cubre 2.600 acres (o 1.430 campos de fútbol) y contiene los cascos oxidados de 4.000 aviones retirados.

Museo del Aire y Espacio Pima, 6000 E. Valencia Road, Tucson, Arizona; +1 520 574 0462  

6. Museo de Aviación Estatal de Ucrania (Kiev, Ucrania)  

Este museo alberga una de las exhibiciones más grandes del mundo de la tecnología de la aviación.

El museo es operado por la Universidad Nacional de Aviación de Ucrania, que utiliza el sitio para la formación y la educación.

La mayoría de los aviones son los construidos por la Unión Soviética y las exposiciones incluyen aviones bombarderos supersónicos, aviones de transporte y los transportistas de misiles nucleares.

Uno de las más impresionantes exposiciones es el Tupolev-104.

“El 15 de septiembre de 1956 ocurrió un acontecimiento muy importante para la aviación civil”, explica el profesor Felix Yanovsky, jefe de electrónica de la Universidad Nacional de Aviación.

“El primer avión de reacción del mundo, el Tupolev-104, hizo su primer vuelo de pasajeros entre Moscú e Irkutsk. Este avión se encuentra ahora en el Museo de Aviación Estatal de Ucrania, y es el avión más antiguo de este tipo”.

Museo de la Aviación Estatal de Ucrania, aeropuerto Zhulyany en Kiev, Ucrania, +380 451 83 24  

5. Museo Francés del Aire y del Espacio (Le Bourget, Francia)  

Abarca 1,6 millones pies cuadrados y contiene 19.595 exhibiciones de objetos, algunos de los cuales datan del siglo 16.

Alberga la única pieza restante que se conoce del L’Oiseau Blanc, el avión utilizado por Charles Nungesser y François Coli en su intento de hacer el primer viaje transatlántico de París a Nueva York en 1927, dos semanas antes del exitoso vuelo de Charles Lindbergh en la dirección opuesta.

Salieron de Paris, pero nunca más fueron vistos.

Este museo es el único lugar donde puedes ver dos aviones Concorde uno al lado del otro.

“Lo más destacado son los Concorde”, dice Graham Braithwaite, un profesor de aviación de la Universidad de Cranfield en el Reino Unido.

“Son un recordatorio de los logros técnicos que unió a los británicos y franceses”.

“Es conmovedor verlos tan cerca del lugar donde el Air France Concorde se estrelló con la pérdida de todos los que iban a bordo, el principio del fin para este avión notable”.

Museo Francés del Aire y del Espacio, Le Bourget, París, +33 1 49 92 70 00  

4. Future of Flight Aviation Center y Boeing Tour (Washington, Estados Unidos)  

Si deseas diseñar tu propio avión o sentarte en un simulador para experimentar una pelea entre aviones de batalla de Iwo Jima, este es el lugar para ir.

La atracción principal es un viaje a la enorme planta de ensamblaje de Boeing, que se encuentra dentro de una fábrica del tamaño de Disneylandia.

“El museo es único, porque la mayoría de los objetos expuestos están diseñados para ser tocados”, dice el director Sandy Ward.

“Las exposiciones más notables es un barril de prueba de una sola pieza compuesta de un Boeing 787 Dreamliner y el mayor motor de avión en el mundo, que es un motor GE 90 del Boeing 777.

“El salto a la fama del centro, sin embargo, es la visita a la planta de montaje del jumbo Boeing, en el que el fabricante de aviones construye los Dreamliners 747, 777 y 787”.

Future of Flight Aviation Center y Boeing tour; 8415 Paine Field Rd, Everett, Washington, +1 425 438 8100  

3. Museo Nacional de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos (Ohio, Estados Unidos)  

El museo de aviación militar más grande y más antiguo del mundo en Wright-Patterson de la Fuerza Aérea en Ohio, es enorme, pero bien ordenado.

“Las dimensiones del fenómeno es extraordinario, tiene alrededor de 17 hectáreas de espacio de exposición interno, repartidos en varios hangares y otros edificios, y más espacio de exhibición al aire libre para algunos de sus aviones más grandes”, dice Michael Oakey, editor administrativo de The Historian Aviación.

“Se necesita al menos un par de días para lograr conocer todo”.

La iluminación del museo y presentación de exposiciones son extraordinarias.

Las galerías de exhibición están divididas por época.

En los primeros años, los bombarderos SPAD XIII y Caproni CA 36 están en exhibición.

En la galería de la Segunda Guerra Mundial, está el B-17F “Memphis Belle”, el primer bombardero pesado del Ejército de Estados Unidos en completar 25 misiones en Europa y en Estados Unidos regresar con su tripulación intacta.

Fue la inspiración para la película de 1990 del mismo nombre.

La clave de bóveda de la galería presidencial del museo es el Boeing VC-137C.

Conocido como SAM (Misión Especial Aérea) 26000, fue el avión que estaba en servicio como el Air Force One del presidente John F. Kennedy el día que recibió un disparo.

Museo Nacional de la Fuerza Aérea, 1100 Spaatz St., Wright-Patterson AFB, Ohio (cerca de Dayton)  

2. Museo de la Guerra Imperial de Duxford (Duxford, Reino Unido)  

Situado en lo que fuera una instalación de la Fuerza Aérea Real, el museo en Duxford, es mencionado a menudo en las listas de “mejores museos de aviación”, y es particularmente notable por su mundialmente destacada colección de aviones de la Segunda Guerra Mundial.

“Lo que caracteriza a este lugar es, en primer lugar, su atmósfera; es un aeródromo original de la Primera y Segunda Guerra Mundial”, dice el investigador y autor especializado en aviación Andy Saunders.

“El hecho que aquí pueda verse volar regularmente Spitfires, Me 109s, B-17s y P-51 (y no solo en los días de exhibición aérea) hace de este lugar el museo fundamental de este género”.

El aeródromo de Duxford ha desempeñado muchas funciones.

Era un lugar de entrenamiento del Royal Flying Corps en 1917.

Más tarde se convirtió en una base para la disolución del escuadrón y luego una estación de combate en 1924.

Aloja Spitfires, un bombardero Lancaster y un Concorde y los visitantes pueden ver de cerca cómo son restaurados aviones como esos por el programa Conservación en Acción.

“Puedes contemplar como lo que con frecuencia son armazones destrozadas que son restauradas hasta aparecer como inmaculados ejemplos de aviones, algunos de los cuales son ejemplares únicos”, afirma el profesor Graham Braithwaite de la Universidad de Cranfield.

Las exhibiciones aéreas de la temporada de verano en Duxford son sin duda las mejores del mundo, con exposiciones veloces y acrobáticas de aviones icónicos.

Este año el museo celebrará el 70 aniversario del Día-D en Normandía (6 de junio de 1944) con una exhibición aérea conmemorativa especial.

Los visitantes también pueden tomar una lección de vuelo en un clásico Warbird T6 Harvard mientras que un Spitfire vuela en formación uno al lado del otro.

Museo de la Guerra Imperial, Duxford, Cambridge; +44 1223 835000  

1. Museo Nacional del Aire y del Espacio de Smithsonian (Washington, DC)  

Es el gran número de aviones y artefactos que hacen que este museo de Washington, D.C. sea amado tanto por los obsesionados por la aviación como por los ligeramente curiosos.

“Es un museo que parece tener vida y alma y yo retaría a cualquiera con una mente inquisitiva, sea entusiasta de la aviación o no, no para encontrar algo aquí que engancha y que les interesa”, dice el autor de aviación e investigador Andy Saunders.

Ocho millones de personas cada año visitan las 60.000 exposiciones y un archivo público de más de 1,75 millones de fotografías y 14.000 vídeos que detallan la aviación y el espacio.

Tiene el primer avión del mundo, el “Wright Flyer” que hizo su primer vuelo en Kitty Hawk en 1903, al frente y al centro en una exposición dedicada a la aparición de la era aérea.

Luego está el módulo de comando del Apolo 11, “Columbia”, que regresó a casa a Buzz Aldrin, Neil Armstrong y Michael Collins después de la primera caminata en la luna del mundo, era la única parte de la nave espacial que logro regresar a la Tierra.

Las instalaciones de acompañamiento del museo, el Centro Udvar-Hazy, contienen el transbordador espacial Discovery y el bombardero Boeing B-29 “Enola Gay”, el avión que lanzó una bomba atómica sobre Hiroshima durante la Segunda Guerra Mundial.

“La colección del Smithsonian es la mejor del mundo”, dice Tom D. Crouch, curador principal de aeronáutica del Museo Nacional del Aire y del Espacio. “No reconocer eso es simplemente no prestar atención”.

Museo Nacional del Aire y del Espacio, Independence Ave. at 6th St. SW, Washington, D.C.

¿Nos perdimos tu museo de aviación favorito? ¿No estás de acuerdo con nuestra clasificación? Comparte tus opiniones y recomendaciones en los comentarios abajo.