CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Tecnología

La aplicación Yik Yak causa problemas en escuelas secundarias

Por CNN en Español

Por Nick Valencia

(CNN) — Desde Chicago, hasta Georgia y el Sur de California, una nueva aplicación en los medios sociales está causando problemas en los campus de las escuelas primarias y secundarias en Estados Unidos.

Se trata de Yik Yak, una aplicación basada en la ubicación, que crea una sala de chat social anónima en la que hasta 500 usuarios que se encuentran cerca se conectan a través del sistema GPS en sus teléfonos. En menos de cuatro meses, Yik Yak tiene “un par de cientos de miles de usuarios, principalmente en los campus ubicados en las costas del sureste y este”, afirmó el cofundador, Brooks Buffington.

Los usuarios deben limitarse a 200 caracteres, y las fotos no están permitidas. Si un mensaje recibe suficientes votos negativos por parte de otros usuarios en el foro, el comentario desaparece. Los expertos en tecnología están comparando a esta nueva aplicación con sede en Atlanta a una combinación entre SnapChat y Twitter.

“La aplicación fue creada para usuarios en edad universitaria o mayores, para campus universitarios y para funcionar como una pizarra de anuncios virtual, por lo que se desempeña como un Twitter local en sus instalaciones”, explicó Buffington a CNN.

Aunque la aplicación está destinada para usuarios mayores de 17 años, los usuarios más jóvenes también pueden registrarse, y es allí donde han surgido los problemas.

Los administradores de escuelas en Chicago explicaron que los adolescentes, en algunas de sus escuelas, han usado la aplicación gratuita con fines de acoso cibernético. Otros han hecho amenazas de bombas anónimas, las cuales han ocasionado el cierre de escuelas.

“En realidad, los estudiantes bajaban las escaleras para hablar con la administración, y mencionaban comentarios publicados y nombres de estudiantes que eran obvios, así que, eso por supuesto te afectará”, le explicó Melvin Soto, vicedirector asistente en la escuela secundaria Whitney Young, a WLS, afiliada de CNN.

Algunas estudiantes han comparado la aplicación a la pared de un baño virtual donde los usuarios escriben comentarios de crítica y odio.

“Difamaron a una chica que fue violada, y eso es un gran error. Dijeron muchas cosas malas acerca de esta chica”, dijo la estudiante Rachel Brown, de Whitney Young, a WLS.

En el Sur de California, un director de recursos humanos le dijo a CNN que un mensaje de amenaza en Yik Yak hizo que todos creyeran que había una bomba en la escuela.

“Cerramos la escuela e hicimos un recorrido utilizando nuestra brigada de explosivos y perros detectores de bombas y no se encontró nada sospechoso en o cerca de la escuela”, declaró el vocero del sheriff del condado de Orange, Jeff Hallock, a CNN.

Agregó que la aplicación es tan nueva que algunos estudiantes aún no habían escuchado hablar de ella.

En Georgia, el director de la escuela primaria Webb Bridge, en el condado de Fulton, escribió una carta de aviso a los padres, en la que les advertía acerca de “la provocadora aplicación Yik Yak”, y los animaba a conversar con sus hijos acerca de “los peligros de las redes sociales”. El distrito escolar ha bloqueado la aplicación en su red, pero la directora Susan Opferman avierte, los estudiantes también han encontrado caminos alternativos a esa medida.

“Si se usa de forma inapropiada, los mensajes en Yik Yak, pueden ser especialmente despiadados e hirientes, debido a que no hay forma de localizar su fuente, y pueden ser difundidos con libertad”, explicó Opferman en la carta.

Este tipo de incidentes ha llevado a que los desarrolladores de la aplicación la desactiven en algunas áreas. Buffington le dijo a CNN que no quiere que los estudiantes de las escuelas secundarias utilicen la aplicación.

“Una de las cosas que estamos planeando es, básicamente, registrar la posición geográfica de cada escuela de educación primaria y secundaria en Estados Unidos, de tal manera que si intentan abrir la aplicación en sus escuelas, dirá algo como ‘no, no no, parece que estás tratando de abrir la aplicación en una escuela primaria o secundaria, y ésta es solo para universitarios’, lo que hará que la aplicación se desactive y no funcione”, explicó Buffington a CNN.

“Eso acabará por completo con el problema que hemos estado percibiendo, así que implementamos este sensor de ubicación en toda la ciudad de Chicago hasta que lo resolvamos. Estamos trabajando en obtener ayuda de terceros para poner en marcha esta medida tan pronto como sea posible”.

Pero el experto en acoso cibernético, Justin W. Patchin, advierte que ésta es solo una solución a corto plazo. Él afirma que los adolescentes encontrarán una alternativa.

“Es bastante imposible limitar la aplicación a las edades que los fundadores han pensado”, dijo Patchin, quien es el codirector en el Centro de Investigación de Acoso Cibernético en la Universidad de Wisconsin-Eau Clairse. “Cuando me registré en la aplicación, decía que tenías que ser mayor de 17 años para iniciar sesión, y por supuesto, nadie comprobó mi edad, así que cualquiera puede registrarse”.

Los desarrolladores de la aplicación defendieron su tecnología, y dijeron que se usa para bien.

“Con el anonimato viene mucha responsabilidad, y los estudiantes universitarios tienen la madurez necesaria para manejar esas responsabilidades”, dijo Buffington. “Una de mis historias favoritas en cuanto al uso es la de un estudiante de primer año que perdió su vuelo para las vacaciones de Navidad, así que regresó al campus y publicó en Yik Yak que los dormitorios universitarios estaban cerrados, así que un estudiante de último año le dio un lugar donde quedarse”, dijo Buffington.

“El anonimato puede ser algo muy hermoso, y una de las razones por las que la hicimos anónima es porque le da a las personas una página en blanco, para que no te juzguen en base a tu raza, sexualidad o género. En Yik Yak simplemente te juzgan por el contenido que creas”, dijo Buffington.

Él agregó: “Mientras más tiempo pasamos en un campus universitario, las cosas se ponen mejor”.

A medida que más aplicaciones surgen y los ambientes de sitios de redes sociales cambian, Patchin dice que el énfasis debería estar en enseñarle a las generaciones más jóvenes acerca del respeto en las comunidades en línea.

“Es importante hablar con los estudiantes acerca de cómo tratarse unos a otros con respeto. Sin importar si está ocurriendo en una aplicación como ésta, en Facebook o en un correo electrónico, el énfasis para nosotros siempre ha estado en esos comportamientos porque es más fácil enseñar eso que restringirlo a una tecnología en particular”.

Devon Sayers, de CNN, contribuyó con este reportaje.