(CNN Español) -  El presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana, monseñor Diego Padrón, acusó al partido en el poder y al mandatario Nicolás Maduro de tratar de imponer un gobierno "totalitario".

Padrón dijo que la polarización política se agudizó tras el inicio de las manifestaciones el 4 de febrero y rechazó la criminalización de la protesta ciudadana, así como la violación a los derechos humanos.

"Causa fundamental de la actual crisis es la pretensión del partido oficial y autoridades de la República de implantar el llamado “Plan de la Patria”, detrás del cual se esconde la promoción de un sistema de gobierno de corte totalitario, que pone en duda su perfil democrático", dijo el comunicado leído por Padrón.

"Los estudiantes y otros manifestantes pacíficos, ejercen su legítimo derecho, previsto en la Constitución, y merecen, por tanto, todo respeto", agregó.

La Conferencia Episcopal reiteró el llamado a que el Gobierno desarme a los grupos civiles armados.

"El Gobierno se equivoca al querer resolver la crisis por la fuerza. La represión no es el camino".

Padrón aseguró que la salida de la crisis requiere del diálogo sincero con todos los sectores del país, con una agenda previa y en condiciones de igualdad.