(CNN Español) - El Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa llegó a Venezuela para participar en un foro sobre libertades democráticas y estará precedido por sus polémicas opiniones sobre el gobierno venezolano.

En exclusiva para medios internacionales, Vargas Llosa habló con Fernando del Rincón en el programa Conclusiones para debatir sus opiniones ante el modelo político venezolano y explorar la llamada "complicidad" del silencio latinoamericano ante las acusaciones de presuntas violaciones de derechos humanos en Venezuela, las fallas económicas y persecución política.

Para Vargas Llosa, el movimiento que pide el cambio es "probablemente mayoritario" en el país y se ha extendido en todo el territorio nacional.

El reclamo, para el escritor, parte de una situación económica "catastrófica".

"Los sectores menos privilegiados están pagando la insensatez económica", dijo el Nobel.

Además, Vargas Llosa señaló que el modelo comunista no es viable: "lo que ha fracasado en todas partes no tenía por qué tener éxito en Venezuela".

El escritor cree que los gobiernos latinoamericanos tienen una actitud "timorata" y "cobarde" frente a la crisis en Venezuela, por lo que algunos terminan siendo "cómplices del gobierno de Maduro".

Otros organismos regionales, como la OEA, también han sido incapaces de hacer frente a la situación, dijo. "La OEA nunca ha sido capaz de resolver un problema".

Vargas Llosa dijo que la OEA es un "cascarón vacío que no sirve para nada".

El peruano elogió la actitud de la oposición: "hace lo que tiene que hacer". Para Vargas Llosa, la oposición está siendo "sensata" al tener tácticas complementarias, por un lado asistiendo al diálogo pero a la vez manteniendo la protesta legítima.

"Quien trata de buscar la desunión es el propio Gobierno".

Esta semana, Vargas Llosa había dicho que "Venezuela dejó de ser una democracia" y que los países latinoamericanos tienen una gran responsabilidad al "callar y no haber intervenido en el caso venezolano".

El laureado define la falta de intervencionismo como " una neutralidad oportunista y una manifestación de cobardía".

En entrevista con Patricia Janiot, el diputado Saúl Ortega del PSUV dijo que Vargas Llosa "irrespeta" las instituciones con sus declaraciones.

Para Ortega, el pueblo venezolano tiene "muy clara" su conciencia política.

"Nosotros no decimos que tenemos un modelo perfecto; estamos dispuestos a debatirlo", dijo el diputado oficialista.

Ortega dijo que en la mesa de diálogo con el Gobierno no hay espacio para "asesinos y terroristas".

Participa en redes sociales con la etiqueta #ConcluINTELECTUAL