(CNN Español) - Este sábado en la noche terminó la audiencia de los estudiantes que fueron detenidos durante el desalojo de los llamados 'Campamentos por la Libertad' en Caracas.

Abogados del Foro Penal Venezolano, una organización no gubernamental de defensa de los derechos humanos, informan que los más de 100 jóvenes detenidos en el campamento frente a la sede del programa de la ONU en Venezuela, nueve fueron privados de libertad. El Ministerio Público dijo en un comunicado que 11 detenidos siguen encarcelados, acusados de delitos como posesión de armas y drogas.

Si estás viendo esta nota en tu móvil, mira aquí la galería.

Centenares de efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana de Venezuela y la Policía Nacional desmantelaron la madrugada del jueves pasado cuatro campamentos que mantenían en el este de Caracas un grupo de jóvenes opositores al gobierno.

En la acción fueron detenidas 243 personas, según el ministro del Interior, mayor general Miguel Rodríguez Torres, quien dio la noticia a los medios, declarando que desde las 3 de la mañana fueron levantados los campamentos violentos "organizados por Voluntad Popular y otras organizaciones de jóvenes de extrema derecha" en Santa Fe y la plaza Alfredo Sadel (Municipio Baruta), en la avenida Francisco de Miranda y en la plaza Bolívar de Chacao (Municipio Chacao).

El ministro Rodríguez dijo que durante el desmontaje se incautaron drogas, explosivos, morteros y granadas lacrimógenas utilizados en actos terroristas y de ataque a los cuerpos de seguridad del Estado.

David Morales, uno de los estudiantes que no fueron detenidos, le dijo a Fernando del Rincón que todos los días hacían requisas en los campamentos y que los jóvenes no tenían ni armas, ni drogas, ni alcohol.

Morales aseguró que los estudiantes no tienen nada que esconder y que el Gobierno intenta "criminalizar la protesta".