(CNN Español) - Crece el escándalo político en Colombia con la campaña del candidato opositor Óscar Iván Zuluaga. Después de que la Fiscalía capturara a un presunto hacker acusado de interceptar comunicaciones relacionadas con el proceso de paz en La Habana y el correo del presidente Juan Manuel Santos, la revista Semana reveló un video en que presuntamente se ve a Zuluaga y a su entonces asesor reunidos con el sujeto y recibiendo información militar.

Tras la captura del supuesto hacker Andrés Sepúlveda, Zuluaga reconoció que el hombre trabajaba en labores de redes sociales de la campaña pero que no conocía su actividad ilícita. El candidato del Centro Democrático dijo que sólo había tenido un encuentro de 5 minutos con Sepúlveda.

Luis Alfonso Hoyos, principal asesor de la campaña, renunció después de que RCN revelara que llevó a Sepúlveda a una reunión con el director de noticias Rodrigo Pardo para entregar una comunicación que aparentemente comprometía a Santos pero que nunca se difundió.

El video revelado por Semana este sábado indicaría que la reunión de Zuluaga y Hoyos con Sepúlveda habría sido mucho más extensa y detallada de lo que admitieron inicialmente. La grabación muestra una conversación sobre actividades de los cabecillas de las FARC, información de inteligencia militar y posibles ‘golpes’ de la campaña del candidato-presidente Juan Manuel Santos.

Según Semana, el video demuestra que Zuluaga y Hoyos eran más cercanos al hacker de lo que habían reconocido y presuntamente podían saber de sus actividades ilícitas.

El domingo, el diario El Tiempo reportó que el video —grabado con un teléfono móvil— ya está en manos de las autoridades y que dura al menos 21 minutos.

La autenticidad del video no ha sido corroborada por CNN.

Zuluaga difundió una declaración a los medios de comunicaciones locales en la que dice que el video es un "vulgar montaje" del que asegura es víctima.

Óscar Iván Zuluaga es el candidato del grupo político del expresidente y ahora senador Álvaro Uribe Vélez, quien a través de su cuenta en Twitter dijo que Sepúlveda es un "hacker amigo" de Santos que se infiltró en la campaña de Zuluaga. Uribe calificó el escándalo como la "trampa" de Santos para lograr su reelección.

Por su parte, el ex vicepresidente Francisco Santos, primo hermano del presidente pero miembro del opositor Centro Democrático— dijo que se trata de "una operación de guerra sucia política".

El candidato presidencial de la Alianza Verde, Enrique Peñalosa, pidió la renuncia de Zuluaga "porque le mintió al país".

La etiqueta #RenuncieOIZ es tendencia a nivel mundial.

Una campaña de acusaciones

En una etapa electoral marcada por acusaciones entre los partidos de la coalición de Gobierno y el Centro Democrático, Uribe aseguró que la campaña de Santos en 2010 recibió dineros de narcotraficantes y que el asesor J.J. Rendón fue el negociador de esa operación. En 2010, Santos era aliado de Uribe y llegó a la presidencia con su respaldo y la asesoría de Rendón trabajó junto a Uribe para impulsar la campaña de Santos.

Según Uribe, a través de Rendón ingresaron dos millones de dólares a la campaña en 2010 y que esa sumar era parte de 12 millones de dólares que narcotraficantes habrían entregado a los asesores de Santos para lograr beneficios legales.

Uribe ha sido citado varias veces por la Fiscalía para ampliar su declaración, pero el exmandatario se ha negado a presentar las pruebas que respaldan su acusación, alegando "falta de garantías". Uribe en su lugar ofreció entregar las evidencias a la Procuraduría.

En entrevista con Ismael Cala, Rendón —quien renunció a la campaña de Santos tras el escándalo— negó las acusaciones y aseguró que sólo se reunió con abogados y que nunca hubo negociación ni entrega de dinero.