(CNN Español) - Este domingo se realizaron en El Salvador varios eventos para la investidura de su nuevo presidente, Salvador Sánchez Cerén, de 69 años.

Es el primer excomandante guerrillero en asumir ese cargo. Sustituirá a su copartidario Mauricio Funes, quien formó el primer gobierno del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional.

Si estás viendo esta nota en tu móvil, mira aquí la galería.

Mandatarios de varias regiones del mundo, como el presidente de Ecuador Rafael Correa, el presidente boliviano Evo Morales y el príncipe de Asturias Felipe de Borbón asistieron a la toma de posesión.

Sánchez Cerén, quien ejercía como vicepresidente, prometió en campaña seguir con los cambios iniciados por el presidente Funes.

Es maestro de profesión y fue un alto dirigente de la extinta guerrilla durante la guerra civil que vivió este país entre 1980 y 1992.

Sánchez Cerén derrotó en segunda vuelta a Norman Quijano, de la derechista Alianza Republicana Nacionalista (Arena), quien afirmó que hubo fraude y exigió que se anularan los resultados. No obstante, el Tribunal Supremo Electoral rechazó la moción, diciendo que no había suficiente evidencia para respaldar la afirmación de fraude y declaró ganador a Sánchez Cerén del FMLN, con el 50,11% de los votos.

El presidente tendrá en el combate a la criminalidad uno de sus principales retos.

A pesar de que los cabecillas de las pandillas o maras dicen que una tregua que empezó en 2012 sigue vigente, la lista de víctimas mortales crece cada día hasta alcanzar la cifra de 14 crímenes diarios durante el mes de mayo, cuando en marzo de 2012 se redujo de 13 a 5 con el inicio del pacto.