(CNN) - Aunque los residentes con frecuencia les gusta bromear que así es, el mosquito no es el ave oficial estatal de Alaska. (Ese sería el lagópodo común).

Tampoco veras muchas palmeras con cocos creciendo en el extremo norte.

Si estás viendo esta nota en tu móvil, mira aquí la galería.

Sin embargo, juzgando por las señalizaciones a lo largo de Grande Drive en Denalí, Alaska, no necesariamente podrías saber esas cosas.

Apareciendo a lo largo del empinado, sinuoso ascenso a la cima de la montaña Sugarloaf, las señales de tránsito que representan mosquitos gigantes llevándose presas humanas y las advertencias de caídas de cocos están destinados claramente a hacer reír a los conductores.

Poco menos de una milla de largo y costando alrededor de $ 1 millón para construirlo, el camino de tierra en su mayoría (algunas curvas pronunciadas están pavimentadas) conduce al hotel Grande Denali.

La construcción de la carretera comenzó en el año 2000; el hotel abrió sus puertas en el 2002.

Instalado en etapas a lo largo de los últimos cuatro o cinco años, según el gerente general del hotel Grande Denali, Joe Merrill, las señales fueron la idea original de Dennis Brandon, un consultor de marketing para el hotel, que tiene una larga historia en la industria de la hospitalidad en Alaska.

"La colección ha sido ampliada cada año", dice Merrill. "Las ideas (para las señales) ahora salen de las mentes de diferentes personas".

Pequeño pueblo, grandes montañas  

Siendo más un pequeño grupo de empresas que un pueblo, la mayor parte de Denali (también conocida extraoficialmente como "The Canyon (el Cañón)" y Glitter Gulch) está ubicado a menos de dos millas de la entrada del Parque Nacional y Reserva Denali.

El parque es el hogar de algunas de las más grandes oportunidades para observar vida silvestre en el mundo – osos pardos, alces americanos, carneros Dall, caribú, otras 35 especies de mamíferos y 169 especies de aves a menudo son visibles desde la única carretera del parque en la primavera, el verano y el otoño.

La pieza central del parque es el monte McKinley (también llamado   "Denali"), el pico más alto de América del Norte con 20.237 pies (6.168 metros).

El pueblo de Denali tiene solamente cerca de 160 residentes de todo el año.

Esos números incrementan durante la temporada de verano, cuando los hoteles de la zona, los restaurantes y las tiendas vuelven a abrir con el deshielo de la primavera y el inicio de la temporada turística.

Ubicado en la cima de la carretera Grande Drive, el hotel Grande Denali Lodge es uno de los hoteles más grandes del área.

El viaje a la cima es menos de una milla pero parece ser mucho más largo. Las vistas hacen que valga la pena el esfuerzo.

Su restaurante y bar Alpenglow tiene un balcón exterior del cual los visitantes pueden apreciar impresionantes vistas viendo hacía el sur, hacía la entrada del parque.

En cuanto al propósito más significativo de las señales, Merrill sugiere que se trata de más que causar risas.

"Supongo que también son una manera para distraer la atención de las personas de la orilla de la carretera con los precipicios", dice él.

"Estoy seguro que no hemos terminado de hacer señales. Manténgase atento a ver que más pueden realizar nuestras torcidas mentes".