Por Evan Perez, CNN

(CNN) - El gobierno de Estados Unidos dice que ha alcanzado un hito en la guerra de varias décadas de duración contra las drogas: el cartel de Cali, la que una vez fue la organización de tráfico de drogas más grande en el mundo, no lo es más.

El jueves, el Departamento del Tesoro quitó a 308 personas y entidades de su lista de sanciones financieras, el proceso más grande de este tipo en la historia. Funcionarios de dicho departamento dicen que ahora se considera que el cartel de Cali está desmantelado.

La decisión afecta a 78 personas y 230 compañías, propiedades de bienes raíces y otras entidades que Estados Unidos afirma eran utilizadas para el lavado de dinero durante el apogeo del cartel que llevaba el nombre de la ciudad al sur de Colombia, famosa por su música y montañas.

Los líderes del cártel Miguel y Gilberto Rodríguez Orejuela, quienes fueron incluidos en la lista de sanciones en 1995, están cumpliendo condenas de 30 años en prisión luego de declararse culpables en Miami en 2006 ante los cargos de tráfico de drogas. Como parte de su acuerdo de declaración, entregaron 2.100 millones de dólares en activos alrededor del mundo.

Luego de que los hermanos se declararan culpables, 28 miembros de su familia firmaron acuerdos con Estados Unidos para romper vínculos con el narcotráfico y para entregarle activos al gobierno colombiano.

"La acción de hoy en día demuestra el exitoso uso de sanciones enfocadas, las cuales han destruido el imperio de negocios de los hermanos Rodríguez Orejuela", dijo en una declaración el director de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés), Adam J. Szubin.

"La continua presión económica sobre el cartel de Cali, la quea su nivel la organización de tráfico de drogas más peligrosa en el mundo, provino de una estrecha coordinación entre múltiples agencias de la aplicación de la ley en Estados Unidos y nuestros homólogos colombianos", dijo Szubin.

El cartel de Cali ha sido reemplazado por otros grupos de tráfico de drogas, incluso a medida que Colombia ha dado pasos por reducir la violencia a causa de drogas y reclamar ciudades y otras partes del país que una vez fueron controladas por carteles y divisiones rebeldes que apoyaban el tráfico.

En años recientes, las autoridades de EE.UU. dicen que ha habido un aumento de las llamadas bandas criminales, las cuales operan negocios de tráfico.

El martes, en una llamada en conferencia con periodistas, un alto funcionario del Departamento del Tesoro reconoció que el comercio de drogas permanece fuerte, pero dijo que "es algo muy importante desmantelar un cartel".

El funcionario dijo que las organizaciones nuevas son más manejables para que las autoridades puedan tratar con ellas.

La OFAC del Departamento del Tesoro también dice que la acción ilustra que la lista de sanciones siempre está bajo revisión. Ha eliminado a más de 800 personas de sus listas de sanciones de ciudadanos designados especialmente y personas bloqueadas desde 2012, y más de 1.300 en los últimos siete años.