Por Casey Tolan, para CNN

(CNN) - Una serie de nuevos informes están aumentando las preocupaciones sobre el daño que los desechos plásticos les están haciendo a los océanos -perjudicando a los animales marinos, destruyendo los ecosistemas sensibles y contaminando a los peces que consumimos.

Pero los expertos dicen que la solución al problema no está en el océano, sino en la tierra.

Si estás viendo esta nota en tu móvil, mira aquí la galería.

El Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente, así como las ONG, la Comisión Océano Mundial y Proyecto de Divulgación del Plástico, publicaron informes el lunes haciendo un llamado de alarma sobre el impacto ambiental que los tienen desechos en la vida marina.

Los desechos plásticos en los océanos causan 13 mil millones de dólares de daños cada año, de acuerdo con el informe del PNUMA, y esa cifra podría ser mucho mayor. Se tiene proyectado que la producción de plástico en todo el mundo puede alcanzar 33 mil millones de toneladas para el 2050 y el plástico representa el 80% de basura en los océanos y costas.

"El plástico indudablemente juega un papel esencial en la vida moderna, pero los impactos ambientales en la forma en que los usamos no pueden ser ignorados", dijo el Director Ejecutivo de PNUMA, Achim Steiner, en un comunicado de prensa.

De diez a 20 millones de toneladas de plástico de la basura terminan en el océano cada año, procedentes de vertederos mal manejados, y otras fuentes. Una vez se encuentra en el agua, el plástico no se degrada pero en cambio se rompe en pedazos más pequeños y se arremolina en las corrientes oceánicas, creando superficies turbias salpicadas con el material.

Los científicos están particularmente preocupados por la prevalencia cada vez mayor de microplásticos diminutos, los cuales son menores de 5 milímetros. Estos incluyen microperlas, las cuales son usadas en la pasta de dientes, gel, limpiadores faciales y otros bienes de consumo. Los microplásticos no son filtrados en las plantas de tratamiento de aguas residuales y pueden ser ingeridas por animales marinos teniendo efectos mortales.

Los desechos en el océano no solo son un problema ambiental, también complicó la búsqueda del vuelo 370 del Malaysia Airlines a principios de este año, cuando los desechos flotantes en el océano hicieron que las imágenes de satélite fueran confusas.

¿Qué se puede hacer?  

Es caro e ineficaz limpiar los desechos marinos existentes. Recoger la basura en las playas o barrerla de la superficie del océano "no hace nada para solucionar el origen del problema", dijo Doug Woodring, el cofundador de Ocean Recovery Alliance, la ONG detrás del Proyecto de Divulgación del Plástico.

"No solo es un problema de los océanos, es un problema comercial y municipal", dijo Woodring. "El océano simplemente está río abajo de nuestras actividades. La verdadera solución está río arriba en el lado del productor y usuario".

Los gobiernos pueden ayudar a resolver el problema, regulando el uso de plásticos y creando la infraestructura para reciclarlos. Por ejemplo, docenas de naciones han prohibido las bolsas plásticas en los supermercados o restringido su uso.

Eso es un "buen comienzo", dijo Ada Kong, activista de Greenpeace. Pero se puede ir más allá, dijo. "Los gobiernos deben aplicar leyes para regular que los fabricantes de cosméticos etiqueten los ingredientes (bienes de consumo), incluyendo todos los microplásticos".

El público en general también puede ser consciente del impacto de su uso de plásticos por el simple hecho de comprar productos que no incluyan una cantidad excesivo de empaques de plástico. La gente también debe separar su plástico de los demás residuos y reciclarlo, dijo Woodring.

De los desechos a los recursos  

Las empresas que producen productos de plástico tienen quizás la mayor oportunidad de hacer una diferencia, dice Woodring. Pueden involucrar a sus clientes con programas de reembolso o de depósito, dándoles incentivos para que lleven de vuelta el plástico para su reciclaje.

"Todo, desde las botellas hasta el empaque de alimentos se puede hacer de plástico reciclado", dijo Woodring. "Existe la tecnología para reutilizarlo".

Su organización estará presentando un "Foro sobre plasticidad" en la ciudad de Nueva York el jueves, con presentaciones sobre cómo reusar el plástico de forma creativa.

El plástico no es solo un desecho, es un "material de valor, libra por libra, vale más que el acero, y simplemente no lo estamos capitalizando hoy", dijo Woodring.

Los nuevos informes llegan en la víspera de la primera Asamblea de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente en Nairobi, un foro de ministros de medio ambiente, científicos y otros para discutir las estrategias que permitan combatir el cambio climático y otros problemas ambientales. Una conferencia sobre el océano organizada por el Secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, en Washington, D.C. la semana pasada, también se centró en la contaminación marina.

Tal vez la mayor señal del problema es el rápido crecimiento de la Isla de basura, una lámina enorme de plástico y otros residuos que rodean el giro oceánico.