Por Colette Bennett, HLN

(HLN) - La modelo serbia Andreja Pejic, de 22 años, es una impresionante rubia conocida por su trabajo con diseñadores como Marc Jacobs y Jean-Paul Gaultier. Pero cuando desfiló en la pasarela para esos diseñadores, en realidad era un hombre.

Pejic alcanzó la fama en 2011, cuando su aspecto andrógino le permitió trabajar a ambos lados de la industria del modelaje. Muchos atuendos que vistió tenían elementos masculinos y femeninos, marcando una sorprendente yuxtaposición.

Si estás viendo esta nota en tu móvil, mira aquí la galería. 

Pejic recientemente le dijo a la revista People en una entrevista exclusiva que siempre soñó con ser una niña, pero que el deseo de complacer a sus padres lo mantuvo de mostrar esa parte de él… de ella.

“Quería ser un buen niño y quería complacer a mis padres”, dijo. “Mantuve en privado mis sueños y mi imaginación y me volví muy buena actuando de niño. Pero estaba escondiendo quién era en realidad”.

Pejic empezó a tomar medicinas para bloquear la pubertad a los 13 años, pero después de ser descubierta por un agente de modelaje a los 17, el deseo de cambiar de género pasó a ser un tema frontal en su carrera mientras modelaba ropa tanto para hombres como para mujeres. En 2012, Pejic decidió consultar con médicos estadounidenses sobre una cirugía de reasignación sexual.

Cuando anunció que se había sometido a la cirugía, muchos se sorprendieron porque pensaban que era mujer.

Ahora —le dijo a People— ella que se siente bien.

“Ahora soy 100 % yo”, dijo.