Por Laura Smith-Spark, Mariano Castillo y Salma Abdelaziz, CNN

(CNN) - El soldado que Israel aseguró que militantes de Hamás habían capturado el viernes mientras terminaba rápidamente el cese al fuego en Gaza, está muerto, dijo el ejército israelí.

“El teniente Hadar Goldin (...) murió en combate en la Franja de Gaza el viernes 1 de agosto”, anunciaron en la mañana del domingo las Fuerzas de Defensa de Israel (IDF por sus siglas en inglés).

No está claro si Goldin, de 23, años, fue capturado como la IDF había dicho antes, o si murió junto con otros soldados en enfrentamientos en Gaza. El portavoz militar Peter Lerner dijo que Goldin fue ascendido a teniente póstumamente.

La especulación sobre lo que ocurrió con el soldador ya existía cuando el brazo armado de Hamás, las Brigadas Qassam, anunciaron que perdieron contacto con un grupo de combatientes en la zona de Rafah, la misma en donde Goldin presuntamente habría sido capturado.

En un comunicado publicado en su sitio web, el grupo militante dice que asumía que todos los combatientes murieron en un ataque aéreo israelí, incluyendo un posible soldado israelí. El grupo —que negó tener información sobre Goldin— se refirió a la supuesta captura, diciendo “asumiendo negó que el soldado haya sido capturado, usando la frase “asumiendo que haya sido capturado por los milicianos”.

Sin importar lo que haya ocurrido, el incidente sólo sirvió para aumentar las hostilidades, pues Israel dijo que debía atacar Gaza para poder evitar la embestida de los ataques con cohetes hacia su territorio, mientras que Hamás y otros palestinos afirmaron Israel es el agresor y es directamente responsables de cientos de muertes de civiles.

Y no hay señales de que la matanza termine.

El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu prometió el domingo “continuar actuar en escala completa” contra Hamás hasta que los túneles sean destruidos.

Netanyahu le dijo a la prensa en Tel Aviv que las tropas israelíes “lograron herir de gravedad” la capacidad de Hamás durante la operación en Gaza. Pero que aún no han terminado.

“Al principio de la operación, prometimos llevar calma y orden (a Israel) y seguiremos operando hasta que este objetivo sea alcanzado sin importar cuánto tiempo o fuerza se necesite”, dijo el primer ministro.

Netanyahu dijo que después de que los túneles sean destruidos, las fuerzas israelíes se “reagruparán”, dependiendo de sus necesidades en seguridad.

Izzat Risheq, uno de los líderes de Hamás y miembro de su oficina política, le dijo a CNN que el comunicado de Netanyahu es “una admisión de fracaso, derrota y confusión”.

“La resistencia palestina continuará enfrentándose a la agresión sionista y defendiendo a nuestro pueblo hasta que esta agresión se detenga y el asedio termine y los objetivos justos de nuestro pueblo sean alcanzados”, dijo.