Por Leigh Ann Caldwell

(CNN) — Después de que el presidente Barack Obama dijera que aún no tiene una estrategia respecto a ISIS en Siria, hasta un demócrata criticó el domingo el enfoque del Presidente sobre la lucha contra el grupo terrorista extremista.

Se han dado las críticas esperadas por parte del Partido Republicano: el representante Adam Kinzinger, republicano por Illinois, dijo que la declaración del presidente fue "desafortunada", una evaluación previsible de alguien que no está de acuerdo con el manejo de la política exterior de Obama.

Pero lo más notable es la senadora Dianne Feinstein, la demócrata de mayor rango en el Comité de Inteligencia del Senado, quien se separó del líder de su partido.

"Creo que he aprendido una cosa sobre este Presidente, y es que es muy prudente. Quizá en este caso, demasiado prudente", dijo la demócrata por California en el programa "Meet the Press", de NBC.

La descripción de Feinstein surge mientras el gobierno de Obama implementa una estrategia de división para abordar al grupo que ahora se hace llamar el Estado Islámico.

En Irak, donde Estados Unidos recientemente concluyó una larga guerra, Estados Unidos ha seguido con los ataques aéreos contra ISIS, entre ellos los ataques que ocurrieron cerca Amerli el sábado. En Siria, mientras tanto, el Presidente ha sido renuente a llevar a cabo una acción militar, ya que una complicada red de facciones, entre ellas ISIS, lucha por derrotar al presidente Bashar al-Assad, quien también es un oponente de Estados Unidos.

La amenaza

Si bien los miembros de ambos partidos consideran que Siria es el país más peligroso del mundo ahora mismo al ser considerado la base de ISIS, los republicanos difirieron de los demócratas, ya que insistieron en que la amenaza que ISIS representa para EE.UU. es inmediata. "Creo firmemente que ISIS tiene planes de atacar a los Estados Unidos", dijo el republicano Peter Kinh en "Fox News Sunday".

El senador John McCain incluso fue más allá en "Face the Nation" de CBS: "Creo que inicia con entender que esta es una amenaza directa a los Estados Unidos de América, que podría ser una de las mayores amenazas que alguna vez hayamos enfrentado".

Las declaraciones de los principales republicanos se dan solo días después de que el primer ministro británico, David Cameron, elevara la amenaza de terrorismo a "severa", la segunda calificación más alta para ese país.

Pero el demócrata de mayor rango en el Comité de Inteligencia del Senado, el representante Dutch Ruppersberger de Maryland, le restó importancia a la inmediatez de un ataque directo a Estados Unidos en el programa "State of the Unión", de CNN, afirmando que "en este punto" no existe inteligencia significativa sobre un ataque inminente a Estados Unidos.

Otro demócrata, el representante Adam Smith de Washington, reconoció que la amenaza que ISIS representa es real, pero es "un poco exagerado" comparar la amenaza de ISIS con al Qaeda.

"En este punto, no hay evidencia de que en realidad estén haciendo el tipo de planeación de comando y control, planificando ataques específicos en contra de blancos occidentales, como al Qaeda lo hizo durante, vaya, casi una década antes del 11 de septiembre", dijo en "Face the Nation".

'Un cáncer'

Kinzinger utilizó la analogía del cáncer, en referencia a un artículo de opinión que el secretario de estado, John Kerry, escribió para el New York Times el viernes, cuando dijo que "no se permitirá que el cáncer de ISIS se propague a otros países".

"Si tienes cáncer en el hígado, y se está propagando a otras partes de tu cuerpo, no tratas solo las otras partes de tu cuerpo, tratas el hígado" dijo el veterano de la guerra de Iraq en el programa "State of the Union" de CNN. "El hígado es Siria".

Mientras el Presidente ha sido criticado por decir que no tiene una estrategia sobre ISIS, un demócrata en el Comité de Inteligencia del Senado debatió los desafíos en la formulación de una estrategia, en parte, debido a que obtener información de inteligencia sobre ISIS desde Siria, una nación devastada por la guerra, ha sido difícil.

"Tenemos que obtener la inteligencia", dijo Ruppersberger.

Smith hizo eco del sentimiento de su colega.

"Simplemente no podemos bombardear primero y hacer preguntas después. "Tenemos que tener los objetivos correctos y el apoyo adecuado para ser efectivos en detener al Estado Islámico", dijo en el programa "Face the Nation", de CBS.

El viernes, el representante Joe Courtney, demócrata por Connecticut, y otros enviaron una carta al presidente del Comité de Servicios Armados de la Cámara de Representantes, Buck McKeon, en la que pedían que los miembros del comité regresaran a Washington antes de lo previsto a fin de supervisar la respuesta de Obama respecto a ISIS y la posible expansión de los ataques aéreos.

"Nos preocupa mucho que debido a la velocidad con la que se están desarrollando los eventos, esperar hasta el 8 de septiembre para que el Congreso se reúna de nuevo, efectivamente pone a un lado nuestro papel constitucional. Respetuosamente solicitamos que el Comité de Servicios Armados vuelva a reunirse tan pronto como sea posible para proporcionar la supervisión necesaria sobre este nuevo desarrollo", escribieron.

En respuesta, un portavoz de McKeon dijo que el presidente agradece el sentido de urgencia y que la supervisión puede tomar una variedad de formas.

"Actualmente, el presidente y otros miembros del comité están viajando al Medio Oriente, y están consultando a líderes regionales sobre este asunto importante. Una sesión informativa clasificada para los miembros del comité (en la que se hablará de ISIS, al igual que de los eventos en Ucrania) está programada para el martes cuando los miembros regresen", dijo Claude Chafin.

Acción militar ahora... o pronto.

La mayoría de republicanos, entre ellos McCain, están exhortando a que se den ataques aéreos inmediatos en Siria, el lugar donde el grupo terrorista ganó terreno con sus tácticas brutales y sobre todo, al borrar la frontera entre Siria e Irak.

El republicano de Arizona se unió a la senadora Lindsey Graham de Carolina de Sur, quien abrió la puerta la semana pasada para desplegar más tropas en Irak. McCain dijo que una estrategia integral para derrotar a ISIS "requerirá de más fuerzas especiales".

Ruppersberger está entre los demócratas que instaron a que hubiera un plan estratégico más amplio que dejara la puerta abierta a una variedad de acciones, que es el mensaje que el gobierno de Obama ha dejado ver en los últimos dos días, incluso dentro del artículo de opinión de Kerry.

"Si tenemos que ir... para protegernos de ISIS, iremos, pero tiene que ser una coalición", dijo Ruppersberger en el programa "State of the Unión".

Los demócratas insistieron en que crear una coalición internacional en la región y más allá debe ser el primer paso.

"Tenemos que crear esa coalición", dijo Smith. "Necesitamos socios confiables para trabajar con ellos en la región".

Pero el representante Mike Rogers de Michigan, el republicano que dirige el Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, dijo que el presidente debería haber creado esa coalición el año pasado.

"Simplemente es muy tarde en el juego y hay menos opciones", dijo Rogers en "Fox News Sunday".