Por Hakim Almasmari, CNN

Saana, Yemen (CNN) - El presidente de Yemen, Abdu Rabu Mansour Hadi, disolvió su gobierno este martes, en un intento por calmar las protestas que duran ya semanas en la capital, Sanaa.

Hadi también aceptó promulgar una serie de reformas, incluida una reducción de 15% en el precio de los combustibles.

Decenas de miles de simpatizantes del grupo Houthi también se han sumado a las protestas desde hace tres semanas que buscaban los cambios en el gobierno.

Durante años, Yemen ha librado violentos enfrentamientos contra los rebeldes houthis.