CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Galerías

Convierte tu cocina en una orquesta

Por CNN en Español

Por Jacopo Prisco

(CNN) — Regocíjense quienes tocan guitarras de aire, o batería en la parada de bus y los virtuosos con el escritorio de la oficina: ser esclavos del ritmo ahora es mucho más divertido. Mogees es una nueva tecnología que convierte cualquier objeto en un instrumento musical, al transformar en sonido las vibraciones que haces cuando lo tocas.

Así es como funciona: colocas un pequeño sensor en la superficie de lo que quieres tocar, ya sea un árbol, un tazón de frutas o tu tina, y luego lo conectas a tu teléfono inteligente. Una aplicación que se ejecuta en el teléfono detecta y analiza las vibraciones, transformándolas en notas musicales. Luego, el sonido puede ser amplificado al conectar el teléfono inteligente a audífonos o altavoces.

Si estás desde un móvil mira las fotos aquí

“El sonido que escuchas en realidad viene del objeto; no es una reconstrucción virtual”, dice Bruno Zamborlin, el investigador de tecnología musical de 30 años de edad que inventó el dispositivo. “Es un principio llamado sistema de sonido inspirado físicamente. Cuando tocas un instrumento real, como una guitarra, el sonido se crea por medio de la combinación de un inductor y un resonador. El inductor es la uñeta en tu mano que toca las cuerdas, y el resonador es la combinación de las cuerdas y el cuerpo de la guitarra. Mogees funciona de manera similar: todo lo que es percibido por el sensor -tus gestos, el objeto en sí- es el inductor, y el resonador es emulado por medio del software. Solo modificamos la señal para que respete las reglas musicales. La aumentamos”.

El nombre del dispositivo es una curiosa referencia a su funcionalidad: “Modal Gestural Surface” (Superficie modal gestual). Nada es aleatorio: si haces el mismo gesto dos veces, obtienes el mismo sonido. Por medio de la aplicación, puedes elegir las notas musicales y timbres que quieres que asocie a tus gestos. ¿Parece complicado? “Mogees está diseñado para ser inmediatamente agradable y divertido de usar para cualquier persona”, dijo Zamborlin a CNN, “pero al mismo tiempo deja espacio para la mejora y el virtuosismo”.

La configuración automática para el sistema es el “Modo libre”: eliges una escala musical y la frecuencia de las vibraciones que creas se establece en una nota específica en esa escala. Como otra opción, puedes utilizar el “Modo canción”, en el cual podrás subir una canción como un archivo MIDI a tu teléfono: cada vez que tocas tu objeto designado, tocas una nota de tu canción.

Mogees tuvo éxito en Kickstarter anteriormente este año, y luego obtuvo un financiamiento privado adicional por 1 millón de libras. Las primeras unidades ya han sido entregadas a los patrocinadores. Y Zamborlin ha acumulado algunas pruebas de campo con prototipos de pre-producción:

“En Nueva Delhi conocí a una persona que se tragaba espadas, quien lo colocó en la parte superior de su espada e interpretó música con el piercing en su lengua: produjo un sonido extraño en una frecuencia bastante alta. Un investigador francés me envió un correo electrónico en el que me decía que iba a estar en el bosque del Amazonas durante un mes y quería un par de Mogees para enseñárselos a las tribus de la zona. Bailarines interpretan música con sus pies. Y he visto personas que lo colocan sobre una mesa de ping pong para ‘ponerle sonido’ a su juego. Me gusta que me sorprendan”.

Al ser él mismo un aficionado a la música (hace una pausa en medio de una oración para maravillarse ante el sonido de un Mogees cercano que interpreta una canción de Kraftwerk, los pioneros alemanes de la música electrónica), Zamborlin se ha presentado en público en varias ocasiones con el dispositivo. Lo más reciente fue una presentación junto al dúo electrónico británico Plaid en el Roundhouse de Londres, un lugar que ha recibido a artistas como The Doors y Jimi Hendrix.

En el escenario, se había rodeado de artículos parecidos a un área de juegos: un resbaladero, un árbol, una cerca de metal y andamios colocados de tal forma que deletrearan la palabra “play”. En cierto punto utilizó una silla de madera, acariciándola suavemente como si la estuviera convenciendo de producir la nota perfecta.

“Estoy tratando de añadirle un aspecto visual e interpretativo a la música electrónica. Quiero que regrese al mundo real y pueda ser interpretada físicamente, con las ventajas de la tecnología digital aunadas a los gestos de los instrumentos acústicos. Estamos siendo testigos de una corriente de realidad aumentada y tecnología incorporada, y este concepto también puede aplicarse a la música: deseo inspirar a las personas para que vean los objetos de una manera novedosa”.

Otros músicos están utilizando o planean utilizar el dispositivo. Entre ellos, el compositor francés de música electrónica Jean Michel Jarre, el dúo acústico mexicano Rodrigo y Gabriela y la compositora inglesa Imogen Heap.

Pero Zamborlini también está ansioso por ver cómo los usuarios regulares harán uso del dispositivo, y tiene planes de actualizar el software según sea necesario, mientras mantiene una posición abierta:

“Este proyecto no es acerca de decirle a las personas qué deben hacer”, dice. “No hay reglas con esta tecnología. Quiero que las personas vean a su alrededor y encuentren su propia inspiración. Todo lo que voy a hacer es tratar de mejorar su experiencia”.