CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Al galope

Steven Spielberg y ‘El caballo que los alemanes no pudieron matar’

Por CNN en Español

(CNN) — Conocido como el caballo que “los alemanes no pudieron matar” luego de sobrevivir a los ataques con ametralladoras y proyectiles, uno de los animales más famosos de la Primera Guerra Mundial ha sido honrado con su propia versión de la medalla más prestigiosa de Gran Bretaña: la Cruz Victoria.

Warrior, quien llegó al Frente Occidental el 11 de agosto de 1915 con su dueño y jinete, el general Jack Seely, soportó los horrores de la Batalla del Somme y fue rescatado en dos ocasiones en Passchendaele luego de quedar atrapado en sus establos.

Luego de sufrir varias heridas, Warrior regresó a casa a la Isla de Wight en 1918 donde vivió hasta que murió a la edad de 33 años, y el caballo ahora ha sido honrado al recibir la medalla honoraria Dickin de PDSA.

La vida de Warrior ha servido de inspiración para personas como el director Steven Spielberg, cuya película “Caballo de guerra” fue bien recibida entre los críticos, y fue nominada a un Óscar.

“Warrior es un extraordinario ejemplo de la resistencia, fuerza y la ​​profunda contribución que los caballos hicieron a la Gran Guerra”, dijo Spielberg.

“Reconocerlo con una medalla honoraria Dickin de PDSA es un tributo adecuado y conmovedor, no solo a este extraordinario animal, sino a todos los animales que sirvieron durante la guerra”.

La película, que se basa en la novela de 1982 escrita por Michael Morpurgo, es una de las más famosas de su clase, ya que cuenta la historia de Joey, un caballo que sirve en la Primera Guerra Mundial.

Esta es la primera vez que la medalla Dickin de PDSA ha sido otorgada a un animal que sirvió al frente durante el conflicto en los 97 años de la organización benéfica veterinaria.

Quien recibió la medalla fue el nieto de Seely, Brought Scott, un periodista y conductor de carreras de caballos.

La ceremonia se realizó en el Museo Imperial de la Guerra de Londres, donde el caballo fue honrado 100 años después de que comenzó su viaje hacia la guerra.

“La historia de Warrior (una historia que mi madre me contaba cuando era niño) quedó perdida en el tiempo para la mayor parte del mundo. Pero ahora él cabalga de nuevo 100 años después, gracias a PDSA”, dijo Scott.

“Mi familia y yo nos sentimos muy honrados porque a Warrior se le haya otorgado este reconocimiento en nombre de todos los animales que también sirvieron; nos sentimos verdaderamente conmovidos. Solo desearía que Jack Seely estuviera aquí para ver a Warrior recibir el equivalente para los animales de la Cruz Victoria”.

Warrior es el ganador no. 66 de la medalla de PDSA, pero es el primero en recibir un premio honorario, y el primero en hacerlo por haber estado involucrado en la Primera Guerra Mundial.

Desde sus inicios, 65 medallas Dickin han sido otorgadas a 29 perros, 32 palomas que volaron en la Segunda Guerra Mundial, tres caballos y un gato.

El receptor más reciente fue Sasha, un perro militar que murió en un patrullaje en Afganistán.