Por Jen Christensen, CNN

(CNN) - Un médico estadounidense infectado con el mortal virus del Ébola llegó a Estados Unidos para recibir tratamiento.

El avión con el doctor Rick Sacra a bordo aterrizó este viernes por la mañana en Omaha, Nebraska, y será llevado al Nebraska Medical Center, dijo la vocera Jenny Nowatzke.

Sacra, tercer estadounidense con el virus del Ébola que regresa a su país para recibir tratamiento, estaba en Liberia cuando fue expuesto al virus.

Su esposa, Debbie Sacra, dijo que el médico estaba "claramente enfermo", pero de "buen ánimo" y era capaz de caminar por sí mismo en Liberia antes de volar a Nebraska. "Estamos muy animados por la noticia y miramos hacia adelante", dijo.

El médico fue internado en un centro para pacientes de Ébola el pasado fin de semana cerca de un hospital en Monrovia, donde ejerce desde hace 15 años.

"Rick recibía una excelente atención de nuestro personal del SIM/ELWA en Liberia en nuestro Centro de Atención del Ébola 2", declaró Bruce Johnson, presidente del SIM estadounidense, la organización de ayuda para la que trabaja Sacra.

"Todos lo quieren y lo admiran mucho. Sin embargo, el Centro Médico de Nebraska tiene equipos de monitoreo avanzado y más opciones de tratamiento".

Sacra, originario de Holden, Massachusetts, no trataba a pacientes de ébola directamente, pero trabajaba en un hospital general en Monrovia, explicó Johnson.

"Estoy rodeada de amigos y familiares y el cuerpo de Cristo, que son un gran estímulo y que están orando fervientemente por la recuperación de Rick junto a mí", dijo su esposa en un comunicado.

"Rick querría que yo recuerde a la gente que hay muchas personas en Liberia que sufren esta epidemia y otras que no están recibiendo la atención de salud necesaria porque las clínicas y hospitales se han visto obligados a cerrar. África occidental se encuentra al borde de un crisis humanitaria, y el mundo debe responder con compasión y generosidad", agregó.

Sacra ya había ido a Liberia con SIM antes, y se ofreció a volver tras enterarse de que sus compañeros misioneros Nancy Writebol y Kent Brantly habían contraído el virus, dijo Johnson.

Brantly y Writebol fueron trasladados a Atlanta el mes pasado para ser tratados en el Hospital de la Universidad de Emory, y ya han sido dados de alta.

Sacra comenzó a mostrar síntomas de la fiebre hemorrágica el 29 de agosto y dio positivo en una prueba del virus.

Sacra estaba siguiendo todos los protocolos y tomando las precauciones necesarias contra el ébola, dijo Johnson. No está claro cómo se infectó, pero SIM trabaja con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades para determinar el punto de contacto.

(Jason Hanna y Shawn Nottingham contribuyeron con este reportaje)