Por Hamdi Alkhshali, CNN

(CNN) - Al menos 193 personas se han unido a los campos militares de ISIS en la zona rural al noreste y este de Alepo, Siria, desde el 10 de septiembre, dijo un grupo activista el viernes.

Entre quienes se han unido hay 15 combatientes de diferentes nacionalidades extranjeras, incluyendo cuatro europeos y cuatro australianos, quienes entraron a Siria a través de Turquía, según información del Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), con sede en Londres, que citó fuentes confiables.

Además se unieron al grupo terrorista 147 excombatientes sirios de Al Nusra —grupo vinculado a Al Qaeda— según OSDH.

Alrededor de 6.300 combatientes se han unido a ISIS en Siria desde julio de 2013, según estimados de OSDH.

Ese número incluye cerca de 5.000 sirios y 1.300 de países árabes, europeos, chinos, ciudadanos del Este de Asia y de otras nacionalidades occidentales.

El miércoles, los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU aprobaron de forma unánime la resolución antiterrorista para enfrentar la "creciente amenaza" de terroristas extranjeros.

La resolución les exige a las naciones "suprimir el reclutamiento, organización, transporte y equipamiento" así como la financiación de "terroristas extranjeros", dijo el presidente estadounidense Barack Obama.

Combatientes extranjeros que se dirigen a las zonas de conflicto en el Medio Oriente —incluyendo más de 15.000 de más de 80 naciones han ido a Siria, muchos de ellos a unirse a grupos terroristas— "exacerban los conflictos" y representan una amenaza para las regiones a las que viajan y también amenazan con "volver a casa" y llevar a cabo ataques mortales allí, dijo Obama.