Por Pamela Brown y Evan Perez, CNN

Washington (CNN) – Apple y Google han recibido elogios de los defensores de la privacidad por los esfuerzos para codificar sus últimos teléfonos inteligentes con el afán de impedir que las fuerzas policiales tengan acceso a cierta información privada, pero el FBI no está complacido con esa decisión.

James Comey, Director del Buró Federal de Investigaciones de Estados Unidos (FBI), dijo el jueves a los periodistas que la agencia está hablando con ambas compañías para plantearles sus inquietudes respecto a que sus esfuerzos por preservar la privacidad podrían obstaculizar las investigaciones judiciales.

La semana pasada Apple dijo que con el lanzamiento de su último sistema operativo, el iOS8, ya no se podían eludir las contraseñas de los usuarios de los teléfonos inteligentes.

"Técnicamente, para nosotros no es posible acatar las órdenes judiciales del gobierno que nos solicitan extraer esta información de los dispositivos con iOS8 que tienen en su poder", dijo Apple en una publicación de su blog.

Google rápidamente siguió el ejemplo, diciendo que ya tenía ese tipo de tecnología en los teléfonos que utilizan su sistema operativo Android, pero que "como parte de nuestra próxima versión de Android, el cifrado será activado por defecto al abrirlo, así ni siquiera tendrán que pensar en encenderlo".

Comey dijo que estaba "muy preocupado" porque las empresas estaban "comercializando algo para que las personas expresamente puedan evadir la ley”.

Las revelaciones de Edward Snowdenk, excontratista de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA), con respecto a los programas de vigilancia masiva del gobierno estadounidense, han planteado problemas para las empresas tecnológicas de los Estados Unidos, las cuales, por ley federal, están obligadas a cooperar con las solicitudes del programa de vigilancia.

Las compañías, preocupadas por el hecho de que las revelaciones perjudicarán sus negocios, especialmente en los mercados extranjeros, han tomado un papel más público al rechazar los programas de vigilancia.

Yahoo, que se enfrentó a una batalla judicial contra algunas solicitudes de vigilanciam y que perdió, recientemente ganó una pelea en la que querían que publicaran los documentos judiciales detallando dicho juicio. La compañía utilizó la información para dar a concoer sus esfuerzos para proteger la privacidad de sus clientes.

El director del FBI dijo que entendía las preocupaciones sobre la privacidad en vista de lo ocurrido con Snowden. Pero señaló que el FBI algunas veces tiene la necesidad urgente de tener acceso a la información, como en los casos de secuestro o terrorismo.

Comey dijo que apoya la idea de que el FBI debe tener una orden judicial para echar un vistazo en el armario de alguna persona o en el teléfono inteligente de alguien, pero agregó que no podía apoyar "la idea de que alguien vendiera un armario que nunca se iba a abrir".