Por Anjali Tsui, Euan McKirdy, Esther Pang y Vivian Kam, CNN

(CNN) - Al menos 34 personas resultaron heridas y fueron hospitalizadas durante tensos y por momentos violentos enfrentamientos entre manifestantes y la policía en Hong Kong, le dijo la Autoridad de Hospitales de Hong Kong a CNN el domingo.

Muchos de los manifestantes continuaron en las calles del distrito financiero de Hong Kong en la mañana del lunes (hora local).

Si estás viendo esta nota en tu móvil, mira aquí la galería.

El jefe ejecutivo de Hong Kong, C.Y. Leung, pidió a la gente abandonar el lugar de las protestas en una declaración en video dirigida a los residentes de la ciudad. Leung dijo que la policía ha actuado con suma moderación al hacer frente a las protestas.

A las decenas de miles de manifestantes estudiantiles pro-democracia se unió el grupo Occupy Central, que anunció el inicio formal de una campaña de desobediencia civil en el territorio chino.

Las manifestaciones del fin de semana se suman a las protestas estudiantiles contra lo que muchos consideran una invasión de la voluntad política de China en el gobierno de Hong Kong, tras la decisión del gobierno chino de sólo permitir candidatos aprobados por Beijing para aspirar a las elecciones de jefe ejecutivo de la ciudad, el cargo civil más importante de Hong Kong.

Aunque las protestas —seguidas por dos noches consecutivas de 'ocupación' de propiedades del gobierno— han sido generalmente pacíficas, la policía dice que ha arrestado a decenas de personas de edades entre 16 a 58 años.

Los policías antidisturbios contuvieron con porras a los manifestantes. También usaron gas lacrimógeno y gas pimienta contra más de un grupo de manifestantes cerca de las Oficinas Centrales del Gobierno. Equipos de CNN vieron a policías con trajes antidisturbios y máscaras de gas.

Los manifestantes usaron gafas protectoras o máscaras e impermeables, y muchos utilizaron sombrillas para protegerse contra el posible uso de gas pimienta.

Aunque hubo momentos de tensión, ambos lados tomaron medidas para mantener bajo control la situación. En un momento, una línea de policías enfrentó a los manifestantes que estaban sentados en un puente peatonal. La policía eventualmente se retiró sin acciones de fuerza.

Los manifestantes también ocuparon el centro comercial Pacific Place, ubicado cerca del principal sitio de concentración, dijeron los organizadores en la tarde del domingo. Además, aseguraron que el número de manifestantes sigue en aumento.

También ha crecido el número de agentes de policía.

Hay "una cantidad óptima de oficiales desplegados" en el lugar, dijo un portavoz de la policía de Hong Kong a CNN. La policía desmintió los reportes de prensa de supuestos disparos de balas de caucho.

Miles de personas permanecen en los edificios del gobierno en el distrito financiero de Hong Kong, en donde las calles están tan obstruidas que es imposible trasladarse en automóvil.