CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Estados Unidos

Tiroteo en la escuela secundaria de Washington cobra otra víctima

Por CNN en Español

Por Kevin Conlon y Ben Brumfield

(CNN) — Una de las cuatro víctimas que resultaron heridas murió luego de que un estudiante de primer año abriera fuego en la cafetería de una escuela secundaria de Washington, por lo que ahora se registran dos muertes.

Otros tres continúan hospitalizados desde que ocurrió el tiroteo el viernes en la escuela secundaria Marysville-Pilchuck.

Gia Soriano, de 14 años, quien había estado en estado crítico con heridas en la cabeza, pereció a causa de las heridas, dijo el Providence Regional Medical Center el domingo por la noche.

Los testigos dicen que Jaylen Fryberg abrió fuego en el abarrotado comedor de la escuela secundaria Marysville-Pilchuck el viernes, a unos 54 kilómetros al norte de Seattle.

Mató a una estudiante en la escena e hirió a otros cuatro antes de quitarse la vida, dijeron las autoridades.

La estudiante Zoe Galasso murió en el lugar. Gia murió el domingo por la noche.

“Estamos devastados por esta tragedia sin sentido”, dijo la familia de Gia en una declaración. “Gia es nuestra hermosa hija y las palabras no pueden expresar cuánto la extrañaremos”.

La familia donará sus órganos.

Estado crítico

De los otros tres que siguen hospitalizados, Shaylee Chuckulnaskit, de 14 años, y Andrew Fryberg, de 15 años, se encuentran en estado crítico. Nate Hatch, 14 años, se encuentra en estado grave.

Andrew y Nate eran primos de Jaylen.

Los chicos eran amigos cercanos, casi inseparables, según le dijo Don Hatch, abuelo de Nate, a KOMO, afiliada de CNN. Hace poco, incluso fueron a un baile de la escuela juntos, donde Jaylen fue nombrado el príncipe de primer año del baile de bienvenida.

‘Solo Dios sabe’ por qué

El domingo, estudiantes, padres y autoridades de la escuela se reunieron dentro del gimnasio de la escuela secundaria Marysville-Pilchuck para recordar, llorar y hablar de formas de seguir adelante. Separaron a los estudiantes y a los padres para llevar a cabo discusiones privadas.

“Solo Dios sabe qué hizo que esto se intensificara. Solo Dios sabe”, dijo Hatch, según KOMO”. “Nadie provocó esto al hacer bullying. Simplemente es algo que ocurrió y no sabemos por qué”.

Hatch dijo que perdona a Jaylen y planea visitar a su familia.

“Diré: ‘lo siento y voy a orar por ustedes'”, dijo.

‘No fue simplemente algo al azar’

Los investigadores de Marysville no han dado detalles, pero los estudiantes compartieron versiones que pintaron un cuadro caótico y aterrador.

El estudiante Jordan Luton estaba terminando su almuerzo en la cafetería cuando escuchó una fuerte explosión.

Vio cómo Jaylen se acercó a una mesa de estudiantes, “llegó por detrás… y disparó al menos seis balas en sus espaldas”, le dijo Jordan a CNN. “Ellos eran sus amigos, por lo que no fue simplemente algo al azar”.

Según una fuente policial, los testigos dijeron que Jaylen sacó el arma de una mochila negra antes de empezar a disparar.

Los testigos describieron que tenía una expresión tranquila en su rostro, dijo la fuente.

Heroísmo de una maestra

Podría haber habido más víctimas, de no haber sido por las acciones audaces de una joven maestra.

Megan Silberberger, una maestra, estaba en una oficina cercana cuando escuchó los disparos, dijo Randy Davis, presidente de la Asociación de Educación de Marysville.

“Ella corrió a la cafetería y vio a estudiantes tendidos”, dijo Davis. Silberberger también vio a un joven armado.

“Corrió hacia el tirador”, dijo, “para detenerlo… y ayudar a capturarlo”.

Davis no quiso revelar detalles del enfrentamiento, pero un estudiante que fue testigo del hecho le describió lo que vio a KIRO, afiliada de CNN.

“Simplemente lo tomó del brazo”, dijo Erick Cervantes. “Ella fue quien lo interceptó con la pistola. Él intentó volver a cargarla o apuntarle a ella”.

De hecho, creo que ella es la verdadera heroína”, dijo Erick.

Silberberger no quiso ser entrevistada por CNN, pero hizo esta declaración: “Estoy realmente agradecida por el apoyo que todos me han dado. En este momento, pido privacidad”.

Dificultad para recargar el arma

Una fuente policial con conocimiento de la investigación le dijo a CNN que Jaylen de hecho tuvo problemas para volver a cargar el arma porque le temblaban las manos.

Hasta el momento, la policía aún no ha dicho cuántos disparos hubo, pero a Jaylen le había quedado al menos una bala antes del enfrentamiento con Silberberger. El último tiro fue el que terminó con su vida. Se cree que la pistola Beretta calibre .40 que se usó en el tiroteo pertenece al padre de Jaylen, según la fuente.

Dolor, incredulidad

Según todos los testigos, Jaylen era un estudiante popular. Hace apenas una semana, que había sido nombrado el príncipe de primer año del baile de bienvenida de la escuela secundaria.

“Es extraño pensar en eso, porque lo ves y es una persona tan feliz”, dijo el estudiante de segundo año, Alex Pietsch. “En realidad, nunca lo ves tan enojado y molesto. …La gente me decía de quién se trataba mientras me subía al auto de mi mamá y mi reacción fue ‘¿Qué? Esto no está sucediendo. …Es una locura’. Simplemente me sorprendió que de todos los estudiantes, él fuera el responsable”.

Andreas Preuss, Chelsea J. Carter, Carma Hassan, Ray Sánchez, Susan Candiotti, Jake Tapper, Shimon Prokupecz, Evan Pérez, Anneclaire Stapleton, Dan Simon y Greg Botelho de CNN contribuyeron con este reportaje.