(CNN Español) - El Partido Republicano consiguió su mayor victoria electoral desde que George W. Bush fue reelegido hace justo una década. Recuperó de forma clara la mayoría en el Senado y en la Cámara de Representantes batió su propio récord, fijado en 1946, logrando 250 escaños, frente a apenas 185 de los demócratas.

También arrasaron en las elecciones para renovar los cargos de gobernador en 36 estados del país, con victorias inesperadas en feudos tradicionalmente demócratas como Maryland o Massachusetts.

Conoce en esta galería a los nuevos 'dueños del poder' del Partido Republicano en el Senado