Por Daisy Carrington, para CNN

(CNN) - Dinosaurios robots, hombres de Lego y el Hombre Araña... todos ellos podrían llegar a ser los nuevos residentes de Dubái a medida que la ciudad empieza a albergar una serie de nuevos parques temáticos.

En la lista hay de todo, desde grandes marcas como Legoland y Six Flags hasta nuevos conceptos creados para causar sensación. Literalmente en el caso de la Perla de Dubái, está previsto que sea el parque submarino más grande del mundo una vez esté terminado (con una fecha tentativa del año 2020 para que coincida con la Exposición Universal en Dubái).

Si estás viendo esta nota en tu móvil, mira aquí la galería.

El tamaño es un aspecto importante para muchos de los parques en la lista. IMG World of Adventure, uno de los proyectos propuestos, espera usurpar el puesto de Ferrari World como el parque temático techado más grande del mundo. Éste incluirá cuatro zonas, entre ellas El Valle Perdido (un segmento con temática de Parque Jurásico) al igual que dos zonas dedicadas a personajes de Cartoon Network y Marvel Comics, respectivamente.

"Queremos que este parque sea uno de los puntos centrales en el futuro de Dubái", explica Adam Alexander Page, vicepresidente de mercadeo del Grupo IMG, el desarrollador encargado del proyecto.

"Como tal, no quieres construir algo que no va a llamar la atención mundial, y si para ello tiene que ser grande, eso es lo que haces. No tiene sentido construirlo pequeño".

¿Qué hay dentro de un nombre?  

Muchos de los desarrolladores de Dubái planifican confiar en gran medida en la cultura pop y en el reconocimiento del nombre para atraer a la gente a sus parques. Esto es especialmente cierto en Dubai Parks, cuya construcción está planificada en una extensión a 60 kilómetros (37 millas) del aeropuerto internacional de Dubái. Dubai Parks, un conglomerado de parques temáticos, albergará un Legoland, un parque con temática de Bollywood y Motiongate Dubai, un parque con temática de Hollywood.

"Las películas se han convertido en el tipo de entretenimiento que une a jóvenes y adultos alrededor del mundo, porque todos ven las mismas películas", indica John Gerner, un consultor de parques temáticos y el director general de Leisure Business Advisors.

"Antes, si ibas a desarrollar un parque temático, te decidías por un nombre autóctono y único en el área y partías de allí para construirlo. Ahora, es casi lo contrario. Te decides por un concepto internacional conocido alrededor del mundo, como Marvel".

Pensar de manera diferente  

Además de los incentivos financieros, los desarrolladores hacen referencia a la disposición de Dubái para pensar de manera no convencional como parte del atractivo para establecerse en la ciudad.

Patrick Douglas, director ejecutivo de Reef Worlds, una compañía de diseño submarino, dice: "Dubái cuenta con exceso de visión".

La Perla de Dubái será un parque submarino de cinco acres con la temática de la ciudad perdida de la Atlántida. Además de atraer a los buzos y buceadores con snorkel, la atracción submarina también servirá como un gran arrecife artificial, diseñado para atraer y nutrir la vida acuática.

"Estamos construyendo para dos tipos de clientes: uno tiene tarjetas de crédito y el otro que aletas", bromea Douglas.

Cuando montó la empresa de turismo sostenible, se acercó en vano a las propiedades en el Caribe.

"Les dije que construiríamos estos sitios, que no nos tendrían tendrían que dar dinero por adelantado, y que si ellos llegaban a obtener dinero con ellos (lo cual sabíamos que sucedería), entonces podríamos hablar de una participación en los ingresos. No logramos despertar ningún interés en ellos", dice Douglas.

Sin embargo, Dubái fue una historia diferente.

"Ellos lo entienden. Pueden concebirlo y llevarlo a cabo", dice.

¿El Orlando del Oriente Medio?  

Si bien actualmente Dubái es el hogar de un puñado de parques temáticos (más notablemente Wild Wadi y Atlantis The Palm Aquaventure), la ciudad aún no ha establecido gran parte de su historial en la industria. Muchos de los proyectos anunciados antes de la crisis de 2008 fueron dejados en el abandono después de eso.

"En nuestra industria, la tendencia es que hay más anuncios de parques temáticos que los que en realidad se construyen", advierte Gerner.

"Es un dilema para los analistas como yo. Normalmente consideramos nuevos proyectos como parte del mercado existente, por lo que evaluar el potencial de entrar en un lugar completamente nuevo es muy difícil".

Sin embargo, construir una industria de entretenimiento desde cero no es algo que no tenga precedentes. Gerner señala que Orlando, Florida era prácticamente desconocido hasta la década de 1970, cuando dio paso a Disney World.

"Dubái quiere convertirse en un destino turístico internacional para el ocio y el entretenimiento, uno que atienda no solamente a la región más amplia sino que al mundo entero. Ese es su objetivo, aunque la gran interrogante es si tendrán éxito o no", dice Gerner.