(CNN Español) - Michael Furrh, un nativo de Dallas, estableció un nuevo récord mundial Guinness del “Palo de golf jugable más largo del mundo”, en el Rolling Hills Country Club, con un impresionante palo de 6,09 metros de largo.

Furrh demostró su técnica para jugar con este monstruo de Frankenstein golfístico, al llevar la bola a 41 metros en su primer intento, y luego conseguir que alcanzara los 57 metros pese al swing poco ortodoxo que se ve obligado a emplear dada la longitud del palo.

Es tan largo que cuando da el golpe, debido al impulso, todavía tiene que hacer girar el palo. Mira el video y dinos qué te parece.