Por Mireille Schwartz, especial para CNN

Nota del editor: Mireille Schwartz es fundadora y directora ejecutiva de laBay Area Allergy Advisory Board, una organización que promueve la educación y la concienciación y proporciona atención médica y medicamentos sin costo a las familias de la región de la bahía de San Francisco que tienen niños con alergias graves. Escribió el libro The Family Food Allergy Book.

(CNN) — La temporada navideña es una época particularmente desafiante para quienes tenemos alergias a los alimentos; hay tantos postres y antojitos caseros, guisados y dips en la mesa que en general carecen de etiquetas que indiquen cuáles son sus ingredientes.

Quienes tienen alergias a los alimentos pueden sentirse relegados en las festividades tradicionales que suelen centrarse en la comida; las alergias pueden ser un desafío para los anfitriones, ya que con frecuencia deben satisfacer una amplia gama de preferencias y necesidades.

Toda la emoción y el buen ánimo dificultan aún más informarse sobre los ingredientes que hay en cada alimento en las fiestas. Sin embargo, hay formas de reducir la ansiedad de la temporada y mantenerse feliz, sano y libre de alergias.

Los platillos de la temporada

Esta es una época estupenda para reunirse en la mesa con tus seres queridos. Yo soy alérgica al pescado y mi hija es alérgica a los cacahuates y las nueces.

Los miembros de nuestro círculo íntimo son los guardianes de las alergias más confiables en las fiestas y celebraciones, pero no se puede asumir que los amigos y los familiares siempre recordarán evitar los alimentos que te causan reacción. Después de todo, ellos no viven a diario con tu alergia y por ende, es natural que no tengan la costumbre de revisar siempre las etiquetas de los alimentos.

La temporada navideña es un momento ideal para llamar antes de las reuniones y recordarles a todos cuáles son tus alergias. Esta temporada también es una época excelente para asegurarte de que tus inyecciones y  medicamentos de rescate no hayan caducado. Las inyecciones en particular tienen una vida útil relativamente breve y el producto empieza a deteriorarse visiblemente cuando se aproxima la fecha de caducidad. Es esencial permanecer alerta.

Estos son algunos consejos para los anfitriones y los invitados a las reuniones navideñas:

Para los anfitriones

Conserva las etiquetas. Conserva las etiquetas de todo lo que usaste para preparar un platillo para una fiesta con el fin de que un invitado alérgico pueda revisar la lista de ingredientes.

Propón alternativas. Pide a los huéspedes que quieran contribuir con algo para la fiesta que lleven flores, vino o servilletas decorativas en caso de que asista alguien que tenga alergias a algún alimento.

Busca pavo "natural". Algunos pavos precocidos contienen soya, trigo y lácteos. Busca pavos que tengan la etiqueta "natural", que por ley deben haberse sometido a un procesamiento mínimo. Algunos pavos frescos de rancho están libres de antibióticos, hormonas y alérgenos.

Evita la contaminación cruzada. Es obligatorio tener cuidado con los utensilios y superficies en los que prepares los alimentos. No es suficiente enjuagar un cuchillo con el que hayas picado nueces: debes tallar concienzudamente todos los utensilios y superficies con jabón y agua y secarlas. Incluso los rastros de alimentos pueden causar una reacción a personas sumamente alérgicas.

Usa claves de color. ¿Qué tal si este año usas utensilios por colores para cocinar? Una espátula de silicón de color rojo brillante o una cuchara de color verde limón alertará a los invitados alérgicos. Muchos supermercados venden colecciones de utensilios de colores brillantes de temporada.

Considera hacer una donación. Si un invitado lleva un alimento que contiene alérgenos y hay un comensal alérgico, podrías aceptar la contribución si el artículo está bien sellado; podrías dárselo después a un amigo o donarlo a un comedor comunitario. En algunas ciudades incluso hay organizaciones de voluntarios que se dedican a paliar el hambre. Tras una llamada sin costo, los voluntarios (que a veces entregan más de 10 toneladas de alimentos a la semana a agencias que alimentan a los necesitados) recogerán tu donación.

Para los invitados

Piensa en tu contribución. Cuando tengas dudas, las flores frescas siempre son un regalo bien recibido para la anfitriona en vez de una tarta si no estás seguro de que no contiene alérgenos.

Envía con anticipación. Si eres alérgico y visitarás a tus amigos o familiares, prepara algunos alimentos sencillos libres de alérgenos que se conserven bien durante el transporte y envíalos a casa de tu anfitrión con una semana de anticipación o más, así tendrás la certeza de que llegarán a tiempo para tu visita.

Lleva un regalo libre de alérgenos para el anfitrión. Si tu anfitrión tiene alergias, siempre puedes llevar un regalo de frutas sin pelar o un paquete de alimentos de temporada seguros cuyos ingredientes cuenten con la aprobación de tu anfitrión.

Lleva un platillo seguro. Si tienes alergia a los alimentos e incluso si no tienes que llevar algo a la fiesta a la que te invitaron, puedes ofrecerte a llevar uno o dos platillos seguros para que definitivamente haya algo que puedas comer. Tu anfitrión te agradecerá que no tendrá que preparar alimentos por separado y todos quedarán encantados de compartir los platillos libres de alérgenos.

Avisa con anticipación. Si eres alérgico, avisa con anticipación a tu anfitrión o al restaurante en el que celebrarás, no asumas que lo recordarán. Incluso en un restaurante en el que cenes frecuentemente pueden no recordar de inmediato que tienes una alergia cuando hacen banquetes de precio fijo. Asegúrate de llevar siempre tu medicamento de rescate en caso de emergencia. Y ahora, a brindar. ¡A tu salud!