Abandonan un perro con una maleta en una estación de tren

Por Brandon Griggs

(CNN) — Las autoridades en Escocia están buscando a quien quiera haya abandonado un perro de raza mixta en las afueras de una estación de tren, junto a una maleta que contenía su comida y otras pertenencias.

La Sociedad para la Protección de la Crueldad contra los Animales escocesa (SPCA) está solicitando información en Facebook después de que el macho de raza shar-pei fuera descubierto el viernes por la noche, atado a una reja en la afueras de la estación de tren en Ayr. A su lado había una maleta con algunas de las pertenencias del perro, entre ellas una almohada, un juguete, un tazón y comida.

Las conmovedoras fotografías del perro abandonado hicieron que miles de personas las compartieran y publicaran comentarios solidarios en las redes sociales. Muchas personas incluso ofrecieron adoptarlo y condenaron a su antiguo dueño.

"Pobre chico, qué cosa tan terrible le han hecho", escribió una mujer en Facebook. "Espero que su futuro sea mejor".

El inspector de la SPCA, Stewart Taylor, dijo que el perro cuenta con un implante de microchip, lo que le permitió a las autoridades averiguar su nombre: Kai. La SPCA contactó al propietario registrado en el microchip, quien dijo que había vendido a Kai en línea en 2013 pero no conocía la dirección de la persona que lo compró.

"Este caso pone de manifiesto las posibles consecuencias de la venta de un animal en línea, ya que a menudo conduce al impulso de comprar mascotas de las que las personas tienen muy poca información", dijo Taylor en una publicación en el sitio web de la SPCA escocesa.

"Independientemente del hecho de que Kai fuera abandonado con sus pertenencias, aun así se trata de un incidente cruel y tenemos interés en identificar a la persona responsable. Sí alguien puede ayudar, les pediríamos que nos contacten tan pronto como sea posible".

Kai tiene aproximadamente dos o tres años y es "un perro adorable con un buen temperamento", dijo Taylor.

"Cuidaremos de él hasta que podamos encontrarle un hogar permanente y amoroso".

Algunas personas señalaron que la difícil situación de Kai se parece a la de Paddington, el oso ficticio en una serie de libros populares para niños, quien fue adoptado por una familia después de que lo encontraran sentado sobre su maleta en la Estación de Paddington en Londres.

El abandono de un animal es un delito bajo la Ley de Salud y Bienestar Animal de Escocia, y quien sea hallado culpable de hacer esto puede esperar le sea prohibido tener animales por un determinado período de tiempo o incluso de por vida.