(CNN) - El Departamento del Tesoro de Estados Unidos anunció nuevas enmiendas a las restricciones diplomáticas y económicas hacia Cuba que entrarán en vigencia este viernes, según un comunicado de prensa.

Los cambios afectarán los viajes, la regulación de las importaciones, los servicios financieros, y el crecimiento de la pequeña empresa.

Los estadounidenses podrán visitar Cuba sin pedir una licencia al Departamento del Tesoro, siempre que el viaje reúna ciertos criterios. Los cubanoestadounidenses que vayan a visitar familiares, los funcionarios estadounidenses en viajes oficiales y personas de otras categorías ya no necesitarán permiso alguno de Washington.

Las nuevas reglas permitirán a los turistas adquirir más productos y utilizar sus tarjetas. Las compañías de telecomunicaciones no tendrán limitaciones para prestar servicios. También se podrá enviar más dinero.

De esta manera, la normalización de relaciones entre Estados Unidos y Cuba da un paso más. Las modificaciones facilitarán el viaje de estadounidenses que cumplan con los requisitos establecidos por 12 categorías que permiten viajar, solo que ahora no tendrán que solicitar licencia previa.

También se levantarán las restricciones que pesaban sobre la cantidad de dinero que podrá gastar un estadounidense en la isla y podrá ingresar a su país hasta 400 dólares en bienes, no más de 100 de ellos en tabaco y ron.

LEE: Así reaccionaron en Miami a la flexibilización del comercio y los viajes a Cuba

En adelante, los estadounidenses podrán pagar en Cuba con sus tarjetas de crédito y débito, prohibido hasta ahora y, además manejar fondos con instituciones bancarias de la isla.

Además se facilitará la operación de lineas aéreas mas allá de los operadores que ya prestan el servicio. Se facilitará el acceso a equipos de comunicación, ya sean nuevos o usados.

Los anuncios serán explicados en detalle a las 10 de la mañana hora del Este de EE.UU., y representan un profundo cambio en la relación bilteral, luego de los anuncios del 17 de diciembre sobre normalización de relaciones entre ambos países.

El senador republicano de Florida Marco Rubio dijo que la flexibilización será usada por el régimen de Castro "para financiar su represión contra los cubanos, así como sus actividades contra los intereses de Estados Unidos en Latinoamérica".

"¿Qué autoridad tiene Obama para enriquecer al régimen de Castro de esta forma?", pregunta en un comunicado Rubio, férreo opositor de la normalización de relaciones entre ambos países.

Para Rubio, ahora es más claro se se trata de un "acuerdo unilateral que está enriqueciendo a un tirano y a su régimen" a expensas de los intereses de EE.UU. así como del pueblo cubano.

Con información de Juan Carlos López