(CNN Español) - Otra cadena de comidas rápidas toma —finalmente— una acción para combatir la obesidad infantil.

Wendy's quitó los refrescos de gaseosa de sus menús para niños tras la presión de grupos que promueven la salud pública.

Así, la compañía se suma a McDonald's, que acordó quitar las gaseosas de sus menús Happy Meal en 2013, una medida que entra en vigencia este año, según el Centro para la Ciencia en el Interés Público. Tampoco Subway, Chipotle, Arby's, y Panera incluyen los refrescos en los platos para niños.

Ese grupo señala que Burger King es la única de las tres grandes cadenas en EE.UU. que no ha tomado la misma decisión.

Tomar solo una bebida azucarada adicional al día incrementa en 60 % las probabilidades de obesidad en los niños, según un estudio publicado en The Lancet citado por el Centro para la Ciencia en el Interés Público.

La medida, ya vigente, fue elogiada por MomsRising.org, el Centro Interfaith de Responsabilidad Corporativa y el Centro para la Ciencia en el Interés Público. Según esos grupos, la gaseosa contribuye a la aparición de diabetes, problemas cardiacos, obesidad, enfermedades dentales y otros padecimientos en niños y adultos.

Representantes de Wendy's dijeron que la medida aplica tanto en los restaurantes como en las ventanillas de entrega para los autos y que ahora las opciones de bebidas para los menús infantiles con leche o leche achocolatada, agua o jugo natural.

LEE: ¿Por qué McDonald's reducirá su menú?