(CNN Español) – Los expresidentes de Colombia, Andrés Pastrana; de Chile, Sebastián Piñera; y de México, Felipe Calderón, respaldaron los reclamos de la oposición venezolana en un acto en Caracas.

Los exmandatarios conservadores, de visita en el país para participar en un foro organizado por el partido de la exdiputada María Corina Machado, rechazaron las críticas del presidente Nicolás Maduro, quien los acusó de viajar financiados por el narcotráfico.

“No vine tampoco a pelear con el presidente Maduro. Ciertamente eso de que vine pagado por el narcotráfico creo que es un chiste que se cuenta solo y que los primeros sorprendidos fueron los narcotraficantes”, dijo Calderón.

Pero los expresidentes no cumplieron con uno de sus objetivos: visitar en la mañana del domingo al dirigente político Leopoldo López, quien suma casi un año en la cárcel militar de Ramo Verde. En vez, recibieron una carta suya con un mensaje de esperanza y agradecimiento.

Por su parte, el presidente Andrés Pastrana dijo que “entre paisanos no nos tratamos de esta forma… pues somos todos hijos de la Gran Colombia, ¿somos paisanos todos o no?”.

Pastrana le dijo a Fernando del Rincón en Conclusiones que está "demostrado que Leopoldo López sí es un preso político".

Pocas horas en Venezuela y no muchos kilómetros recorridos les permitieron palpar realidades como la escasez.

Pastrana dijo que fue “impresionante porque paramos y preguntamos y ‘¿es que ahí hay un concierto o un partido de fútbol?’ No, no, no… esas son colas, ¿colas para que? Para comprar comida”.

"Venezuela, que ha sido un país tan rico, no puede estar en esta situación", dijo el colombiano.

Para Piñera, “la mejor forma de luchar contra eso no es negarlo, ni ocultarlo ni ignorarlo, sino preguntarse por las causas profundas por las cuales un país que tiene las reservas petroleras más grandes del mundo y que es un país bandito por Dios en material de riquezas y recursos naturales tiene que estar pasando por esta verdadera humillación”.

Según los exmandatarios, ante esas realidades pesan los silencios de naciones vecinas e incluso de organismos internacionales.

“Más allá del silencio formal en el mundo del muro que construye en el mundo desde afuera, hay millones y millones atentos a lo que está pasando en este querido y bravo pueblo”, dijo Calderón.

El líder opositor se declara inocente de las acusaciones de haber generado hechos violentos en los que tres personas perdieron la vida

“Yo creo que Leopoldo López es un preso político porque está preso por sus ideas”, dijo Piñera.

El chileno dijo que su presencia en Venezuela no es injerencia, sino que responde a un llamado democrático: "hay principios que no aceptan fronteras, como levantar la voz ante la amenaza a la democracia".

Hubo manifestaciones de apoyo a los expresidentes, así como otras de rechazo. Se trata de una actividad organizada por el sector oficial de nombre Foro Neoliberalismo y Derechos Humanos, Hablan las Victimas. En dicho acto los exmandatario fueron acusados de querer montar un show político de desestabilización.

El defensor del Pueblo Tarek William Saab señaló que los exmandatarios “quieren venir a la patria de Bolívar a darnos clases de democracia y de derechos humanos. Para ello nosotros respondemos con la verdad histórica, con la moral en alto y con la bandera de no caer jamás en las confrontaciones de carácter bélico como ocurrieron en esas naciones donde, como ocurrió en Venezuela,  fueron  exterminados decenas de nacionales por pensar diferente”.

Por su parte, el diputado oficialista Ricardo Sanguino solicitó investigar a empresas, especialmente colombianas y chilenas, que podrían haber financiado la visita de los expresidentes Piñera, Pastrana y Calderón a Venezuela por considerar que podrían estar actuando en contra de la llamada Revolución Bolivariana.