CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Venezuela

Muere un adolescente en una manifestación en Táchira; hay un policía detenido

Por CNNEspañol Sebastián Jiménez Valencia

(CNN Español) — Un adolescente de 14 años murió este martes durante una manifestación en San Cristóbal, Táchira, confirmaron las autoridades de Venezuela.

El presidente Nicolás Maduro señaló que “fue un hecho de violencia que se suscitó en el momento en que un grupo de muchachos con capuchas estaban en actividades con protestas y violencia, es la investigación preliminar”.

Carmen Meléndez, ministra del Interior, Justicia y Paz, confirmó vía Twitter y en VTV la detención de una persona por la muerte del joven Kluibert Roa Núñez.

Si estás viendo esta nota en tu móvil, mira aquí la galería.

El Ministerio Público dijo en un comunicado imputará en las próximas horas al oficial de la Policía Nacional Bolivariana Javier Mora Ortiz, de 23 años, por su presunta vinculación con la muerte de Roa.

La Fiscalía adjudicó tres fiscales, entre ellos uno en materia de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes, para determinar las responsabilidades del suceso.

Según la Fiscalía, su muerte ocurrió en las cercanías de la sede antigua de la Universidad Católica del Táchira, donde este martes se llevan a cabo protestas.

Según la Alcaldía de San Cristóbal, las clases en la universidad están suspendidas, numerosos comercios han cerrado en la ciudad y en estos momentos se registran quema de neumáticos en varios puntos.

Erick Roa, padre del joven, dijo a Fernando del Rincón que «no fue perdigón de plástico, fue de plomo», lo que produjo la muerte de su hijo.

«Pido a la milicia venezolana que sepan contra quién van a arremeter», dijo Roa.

Además, envió un mensaje al presidente: «Le pido a Maduro que cese el fuego contra toda la población venezolana».

El padre exigió todo el peso de la ley contra el responsable.

En enero, el gobierno de Maduro emitió la resolución 008610 que habilita el «uso de la fuerza potencialmente mortal, bien con el arma de fuego o con otra arma potencialmente mortal» —como último recurso— para «evitar los desórdenes, apoyar la autoridad legítimamente constituida y rechazar toda agresión, enfrentándola de inmediato y con los medios necesarios».

Organizaciones como Human Rights Watch rechazaron la resolución.