El gurú del yoga Bikram Choudhury es acusado de agresión sexual y violación

Por Dana Ford

(CNN) –– Para sus legiones de seguidores, Bikram Choudhury tiene una cualidad casi de otro mundo. El gurú del yoga inspira mientras promete sanar cuerpo y alma.

Pero para sus críticos, Choudhury es algo más. Ellos dicen que él manipula y acecha a quienes son jóvenes y vulnerables. Ahora, enfrenta seis demandas civiles distintas de mujeres que lo acusan de agresión sexual o violación.

“El único vínculo en común en todas sus denuncias es el hecho de que hubo una traición de su confianza”, dijo la abogada Mary Shea, quien representa a las mujeres.

“Es la naturaleza humana. Las personas siempre buscan líderes espirituales. Cuando las iglesias tradicionales fallan y las personas buscan orientación espiritual, no es de sorprenderse que las personas acudan a otros ámbitos”, le comentó Shea a CNN. “Él les dijo que está al mismo nivel de Buda y Jesucristo”.

Choudhury no enfrenta cargos criminales y ha negado cualquier irregularidad.

En una declaración prolongada y contundente, los abogados de Choudhury dijeron que las acusaciones eran “escabrosas” e indicaron que habían sido hechas para “aparentemente aprovecharse del sistema legal a fin de obtener beneficios financieros”.

“Las mujeres no se presentaron de manera individual para contar sus historias de agresión sexual, luego de mantenerlas en secreto por años”, indica el comunicado. “En cambio, accedieron a convertirse en demandantes en estos casos luego de un amplio y prolongado período de requerimiento por medio de cartas y redes sociales a fin de convencer a las mujeres de demandar al señor Choudhury”.

'Apenada y avergonzada'

Choudhury es el fundador de Bikram's Yoga College de India. Él aparece prominentemente en su sitio web, el cual detalla su sistema de realizar 26 poses únicas de yoga mientras se está en una habitación muy caliente.

La organización ofrece capacitaciones para maestros, donde Choudhury presuntamente conoció y preparó a varias de sus víctimas.
La demanda más reciente fue presentada este mes por una mujer identificada como Jill Lawler. En la misma, ella es descrita como una mujer brillante y decidida que se enamoró de Bikram Yoga casi desde su primera clase.

Ella le rogó a sus padres que le permitieran sacar dinero de su fondo universitario para asistir a una extenuante capacitación de seis semanas para maestros, la cual tenía un costo de 10.000 dólares en aquella época.

Lawler empezó el curso en abril de 2010. El supuesto abuso empezó poco tiempo después.

Según la demanda, este inició cuando Choudhury, un hombre casado, trató de meter sus manos dentro de los pantalones de Lawler. Con el tiempo, la llegó a violar y la situación continuó durante años.

“Ella estaba avergonzada y apenada. Pensaba que nadie le creería, y temía que si el acusado Bikram Choudhury se enteraba de que ella había hablado sobre el abuso, la sacaría de las clases y habría perdido tanto los 10.000 dólares de su fondo universitario como su capacidad para trabajar como instructora de yoga a fin de pagarse la universidad”, se lee en la demanda.

La demanda acusa a Choudhury de violación en esa capacitación y en una variedad de otros lugares, entre ellos India, donde visitó a Lawler en 2013.

La demanda dice que Lawler temió hablar antes porque necesitaba su certificación de Bikram Yoga para subsistir. También tenía miedo físicamente de Choudhury.

Los abogados de Choudhury expresaron que aún no les han dado aviso formal de la demanda de Lawler.

“El señor Choudhury y Bikram's Yoga College han logrado que desestimen en una etapa temprana distintas denuncias hechas por varias de las demandantes y están esperando conocer las decisiones sobre otras denuncias”, añadieron.

'Demasiado poderoso... como para enfrentarse a él'

Shea le contó a CNN que los seis casos no se combinarán porque cada mujer tiene una historia distinta. Las versiones comparten ciertas similitudes... algo a lo que los abogados de Choudhury se aferraron como prueba de que las acusaciones eran falsas.

“Las historias que las demandantes relatan en sus demandas son copias unas de otras; todas fueron escritas por el mismo abogado que las reclutó”, se lee en la declaración.
Larissa Anderson comenzó a practicar Bikram Yoga cuando tenía 22 años. Según su demanda civil, ella se inició en el yoga tras haber sufrido un trauma sexual y consideró que la práctica le permitía reconectarse con su cuerpo y recuperarlo.

Anderson viajó a Los Ángeles en 2006 donde, según la demanda, Choudhury la violó en su casa mientras su esposa e hijos estaban en el piso de arriba.

“Larissa estaba destrozada y traumatizada. Ella sentía repulsión, pero le tenía demasiado miedo a Bikram como para hablar de lo sucedido. Él era demasiado poderoso como para enfrentarse a él”, indica la demanda.

La demanda afirma que ella fue agredida nuevamente en 2011. En esa ocasión, Anderson rechazó las insinuaciones de Choudhury pero, como resultado, su negocio se vio afectado por las represalias, señala la demanda.

“Ha habido mujeres que han sufrido en silencio y que ahora se sienten más seguras juntas”, dijo Shea, añadiendo que no se sorprendería si más víctimas salen a luz.

“Estamos avanzando en la dirección correcta. Confiamos y creemos en nuestros clientes, y yo creo en el sistema de justicia”, agregó. “La verdad prevalecerá”.

Mayra Cuevas de CNN contribuyó con este reportaje.