(CNN Español) – A medidas que nuestra tecnología avanza, nuestras formas de representarnos artísticamente evolucionan.

Conectamos la belleza digital con la natural y física, y en el caso de este escultor, con la nanotecnológica.

El artista e ingeniero inglés Jonty Hurwitz ha trabajado con nanofísicos para crear una escultura invisible al ojo humano. Para poder admirarla, tiene que observarla a través de un microscopio. Acompáñenos en Talentos que Prometen para poder admirar lo que en estos momentos es la escultura más pequeña del mundo.