CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Política

Marco Rubio lidera lista de ‘presidenciables’ republicanos, según encuesta

Por Theodore Schleifer

(CNN) — El senador Marco Rubio encabeza la lista de los aspirantes republicanos a la presidencia en una nueva encuesta publicada la mañana del jueves; así, ha cobrado un poco de impulso en las semanas luego de que se convirtiera en el tercer republicano destacado en anunciar su campaña presidencial.

El senador por Florida obtuvo el apoyo del 15% de los republicanos registrados que fueron encuestados por la Universidad de Quinnipiac. Esto le da una ligera ventaja sobre su mentor Jeb Bush, el exgobernador de Florida que se llevó el 13% de los votos en la encuesta.

Rubio también es a quien mejor le fue de todos los posibles candidatos en contiendas hipotéticas contra Hillary Clinton, la posible nominada del Partido Demócrata, ya que se encuentra detrás de ella por tan solo dos puntos porcentuales.

La encuesta, en la que participaron republicanos y la cual surge nueve meses antes de que se emitan los primeros votos en las reuniones electorales de Iowa, constituye una señal de que Rubio tiene el potencial de tener éxito en la nominación.

“Este es el tipo de encuesta que le infunde adrenalina a una campaña”, dijo Tim Malloy, el director adjunto de la encuesta, en una declaración. “Las cifras de Marco Rubio y sus índices de favoritismo son lo suficientemente fuertes como para presentar una amenaza legítima para Hillary Clinton”.

La mayoría de las primeras encuestas de opinión han revelado que Bush y el gobernador de Wisconsin, Scott Walker, lideran el campo republicano. Walker se lleva el bronce en la nueva encuesta de Quinnipiac, ya que el 11% de los encuestados dicen que votarían por él. Un número significativo de los votantes republicanos en las primarias –el 14%– dijo que no sabían a quién pensaban apoyar.

El senador republicano por Texas, Ted Cruz, ganó el 9% de los votos en la encuesta, y su colega en el senado por Kentucky, Rand Paul, ganó el 8%. Mike Huckabee, el exgobernador de Arkansas, y el gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, empataron con un 7% del apoyo; el resto de los aspirantes republicanos obtuvo un 3% o menos. El margen de error para los republicanos en la encuesta es de 4,1 puntos porcentuales.

Las conclusiones de la encuesta de Quinnipiac son parecidas a las de una encuesta de CNN/ORC que fue presentada esta semana, aunque Bush derrota a Rubio por 5 puntos porcentuales en esa encuesta.

Todos los candidatos de la encuesta de Quinnipiac se encuentran detrás de Clinton, pero la diferencia entre Rubio y la exsecretaria de Estado es la más pequeña en todas las batallas de uno a uno: dos puntos porcentuales. Paul perdió contra Clinton en una contienda hipotética por cuatro puntos; Christie, Walker y Huckabee lo hicieron por 5, y Cruz y Bush, por 7.

En la encuesta de CNN/ORC, las diferencias entre Clinton y sus rivales son mucho más amplias; a Rubio es al que mejor le va, con una diferencia de 14 puntos porcentuales. CNN/ORC encuestó únicamente a adultos, en lugar de hacerlo con los votantes registrados, e hizo preguntas directas con palabras distintas que Quinnipiac, lo cual podría ser un factor en la variación de los resultados.

Por el lado demócrata en la encuesta de Quinnipiac, Clinton sigue dándole una paliza al resto de los candidatos. El vicepresidente Joe Binden, quien no ha dicho si se postulará a la presidencia, le sigue a Clinton por 50 puntos porcentuales en segundo lugar. Sin embargo, una gran mayoría de los encuestados afirma que Clinton no es honesta ni digna de confianza; en este sentido, obtiene una menor calificación que sus rivales republicanos.

“Sí, ella es líder, pero ¿puedes confiar en ella? Son distintas las opiniones en cuanto a los rasgos de personalidad clave de Hillary Clinton”, dijo Malloy.

Quinnipiac encuestó a 1.354 votantes registrados a través de teléfonos fijos y móviles —alrededor de la mitad son demócratas y la mitad, republicanos— con un margen total de error de más o menos 2,7 puntos porcentuales.