CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Animales

Jane Goodall: Las ballenas y los delfines no deben de estar cautivos en SeaWorld

Por Ben Rooney

(CNNMoney) — Jane Goodall es mejor conocida por su trabajo con los primates, pero está causando polémica por decir que deberían cerrar SeaWorld.

En una entrevista con el Huffington Post, Goodall dijo que las ballenas y los delfines nunca deberían estar en cautiverio y que deberían cerrar el parque temático famoso por sus orcas.

“Definitivamente deberían cerrar el parque”, le dijo Goodall al HuffPo en una entrevista publicada el lunes.

SeaWorld ha sido criticado por el trato que le da a las ballenas asesinas, u orcas, luego de que el documental Blackfish, el cual emite fuertes críticas, se estrenara en los cines en el verano de 2013 y en CNN en el otoño de ese año.

Goodall señala que las ballenas y los delfines se comunican mediante ondas sonoras parecidas a las del sonar. Mantenerlos confinados en tanques significa que esas ondas sonoras rebotan en las paredes y devuelven el eco, lo cual crea lo que ella llama un “infierno acústico” para los animales.

SeaWorld dijo en un comunicado que trabaja con expertos en “bioacústica” para medir los niveles de ruido en sus recintos, los cuales dice que son más tranquilos que el “ambiente oceánico”.

La compañía sugirió que Goodall podría no estar familiarizada con la investigación reciente sobre las ballenas y delfines que se conservan en los zoológicos.

“Jane Goodall es una respetada científica y defensora de los primates del mundo pero no podríamos discrepar más con ella en esto”, dijo SeaWorld en un comunicado. “Los zoológicos y los parque de mamíferos marinos como SeaWorld le permiten a las personas encontrarse con los animales de una manera que es inspiradora y educativa”.

Más ampliamente, Goodall dijo que espera que los humanos se interesen menos en ver a las orcas en un espectáculo y se vuelvan más comprensivos en cuanto a la difícil situación de su cautiverio.

“No solo se trata de que sean animales realmente grandes, muy inteligentes y sociables, de modo que el simple hecho de capturarlos y mantenerlos en cautiverio es cruel”, dijo, sino que también “tienen emociones como las nuestras”.

Los comentarios de Goodall surgen en medio de una constante reacción negativa contra SeaWorld.

Las visitas a los parques SeaWorld, los cuales están ubicados en Orlando, San Diego y San Antonio, han disminuido desde el estreno de Blackfish.

Blackfish cuenta la muerte ocurrida en 2010 de una veterana entrenadora de SeaWorld quien fue asesinada por una ballena llamada Tilikum. Desafía el concepto de mantener a las ballenas asesinas en cautiverio con propósitos de entretenimiento y sugiere que Tilikum se había vuelto loca a causa del encierro.

La compañía también ha perdido a algunos de sus patrocinadores corporativos de hacía mucho tiempo, entre ellos Southwest Airlines, que disolvió sus sociedad de 26 años con la compañía. Mattel, el cual hizo una Barbie con temática de SeaWorld, confirmó la semana pasada que no renovaría su acuerdo de licencia con la compañía.

Mientras tanto, el precio de las acciones de SeaWorld se ha venido abajo, ya que decayó aproximadamente un 48% desde el debut del documental.

La Institución Jane Goodall no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.