Won-moon Joo, de 21 años, dijo que quería ser arrestado y está "dispuesto a aceptar cualquier castigo" por parte del gobierno de Corea del Norte. (CNN)

(CNN) — Won-moon Joo, de 21 años, sonreía y parecía relajado mientras entraba a una sala de conferencias del hotel Koyro en Pionyang.

Nuestros escoltas norcoreanos nos informaron el lunes en la noche que estaríamos entrevistando a Joo, una solicitud que hicimos el sábado, solo horas después de llegar al país.

A CNN se le dio acceso exclusivo al ciudadano surcoreano, quien es un residente permanente de Estados Unidos y ha estado detenido en Corea del Norte desde el mes pasado.

Hasta hace poco, Joo vivía en Nueva Jersey y estudiaba en la Universidad de Nueva York. Se tomó un semestre libre para viajar por Estados Unidos, y dice que se dirigió a Corea del Norte luego de un intento infructuoso por encontrar trabajo en California.

Joo no parecía alarmado por el hecho de que podría enfrentar serios cargos y pasar tiempo en prisión por entrar a Corea del Norte de forma ilegal a través de China.

"Estoy dispuesto a aceptar cualquier castigo", dijo Joo.

Atravesó cercas de alambre de púas, caminó por tierras de labranza

Joo dice que entró a Corea del Norte cerca de la Gran Muralla China en Dandong, una zona cercana a la frontera que ofrece vistas de la nación a donde pocos extranjeros tienen permitido viajar.

Él dice que atravesó dos cercas de alambre de púas y caminó por tierras de labranza hasta que llegó a un gran río. Comenta que siguió el río hasta que unos soldados lo arrestaron.

"Quería que me arrestaran", dijo.

Corea del Norte se llama a sí misma la RPDC, o República Popular Democrática de Corea.

"Pensé que si entraba a la RPDC, reconozco que de forma ilegal, pensé que algún gran evento podría ocurrir y quizá ese evento podría tener un efecto positivo en las relaciones entre el norte y Corea del Sur", dice Joo.

Joo dice que no estaba seguro de qué clase de gran evento podría ocurrir debido a sus acciones.

Joo dice que entró a Corea del Norte cerca de la Gran Muralla China en Dandong.

"Espero poder contarle al mundo cómo un estudiante universitario común y corriente entró a la RPDC de manera ilegal, pero que con el generoso trato por parte de la RPDC podré regresar a casa a salvo", dice.

Joo dice que, en parte, fue la curiosidad lo que lo llevó a Corea del Norte. Dijo que había estado pensando en hacer el viaje desde febrero.

"Una vez me vi con el pensamiento de entrar a la RPDC, no pude librarme de él. Supongo que constantemente pensaba en eso", dice. "Pensé que al ser un residente estadounidense permanente y un ciudadano surcoreano, mi ingreso podría tener un efecto positivo".

Primer mensaje para el mundo

Joo nació en Seúl, Corea del Sur y se mudó a Wisconsin con su familia en 2001. Dice que más adelante se mudó a Rhode Island.

Comenta que no ha hablado con sus padres o con cualquier otro representante de los gobiernos de Estados Unidos o Corea del Sur.

Su entrevista con CNN es su primera oportunidad de enviar cualquier tipo de mensaje al resto del mundo.

"Por supuesto que entiendo que mis padres y seres queridos se preocupan mucho por mí. Pero quisiera decir que estoy bien y que no hay necesidad de preocuparse porque aquí la gente me ha dado el mejor trato humanitario", dice.

Joo comenta que está bien de salud y que lo han alimentado bien. Su habitación tiene tres camas y un baño privado. No tiene acceso a televisión, radio o Internet. No ha podido hacer llamadas telefónicas.

"Entiendo que no puedo tener contacto con alguien de afuera porque efectivamente entré al país de forma ilegal", dice. "Cometí un acto incorrecto, así que entiendo que no puedo moverme con libertad porque actualmente soy un criminal".

Joo dice que no ha sido informado en relación a si enfrentará cargos o cuándo podrá contactar a su familia o al mundo exterior.

Arrestado en abril

Los medios de comunicación estatales norcoreanos informaron del arresto de Joo el sábado, más de una semana después de su arresto el 22 de abril.

La Agencia Central de Noticias Norcoreana dijo que el estudiante había cruzado ilegalmente hacia Corea del Norte desde China por medio del río Yalu, y había "admitido que su entrada ilegal era una seria violación" de la ley norcoreana.

El lunes, en una rueda de prensa habitual, el portavoz del ministro para la Unificación de Corea del Sur dijo que era "extremadamente lamentable" que Corea del Norte hubiera detenido a Joo sin notificarle a su familia o a las autoridades de Corea del Sur.

"Nuestro gobierno insta enérgicamente a Corea del Norte a que repatrie al estudiante Joo a su familia tan pronto como sea posible", dijo el portavoz Lim Byeong-cheol.

El domingo, CNN entrevistó a otros dos surcoreanos que fueron detenidos por Corea del Norte, a quienes se les acusa de ser "espías".

En entrevistas separadas, en las que nuestros escoltas norcoreanos estaban presentes, los dos hombres surcoreanos —Kim Kuk-gi y Choe Chun-gil— dijeron que admitían las acusaciones en su contra.

Corea del Sur también ha hecho un llamado para su liberación. En marzo, el Servicio Nacional de Inteligencia de Corea del Sur negó que los hombres hubieran estado trabajando para la agencia.