CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Fútbol

Amnistía Internacional: falta compromiso de la FIFA sobre derechos laborales para Qatar 2022

Por CNN

(CNN) — Amnistía Internacional dice que la FIFA, el ente regulador del fútbol del mundo, no ha demostrado ningún tipo de compromiso para asegurarse de que Qatar 2022 “no sea construido sobre una base de explotación y abuso”.

En 2010, el estado del Golfo ganó el derecho a organizar la Copa del Mundo 2022, pero la decisión de otorgarle el torneo a Qatar dejó al estado y a la FIFA con varios dolores de cabeza.

Tanto Qatar como la FIFA han sido obligados a responder a las acusaciones de malas condiciones de trabajo y abuso hacia los trabajadores inmigrantes trasladados ahí para construir las instalaciones de la Copa del Mundo, mientras se han levantado cuestionamientos acerca del proceso de candidaturas, en el cual, también, a Rusia se le otorgó el torneo de 2018.

El informe de Amnistía, una organización de derechos humanos, dice que la FIFA no ha sido capaz de brindar la supervisión necesaria para asegurarse de que Qatar mantenga sus promesas de mejorar las condiciones y legislar en contra del maltrato de trabajadores inmigrantes.

Aproximadamente 1,5 millones de trabajadores serán clave en la construcción de la infraestructura para la Copa del Mundo.

El informe dice lo siguiente: “Si no se toman acciones pronto, las promesas que Qatar hizo el año pasado se encuentran en alto riesgo de ser desacreditadas como un simple ardid de relaciones públicas para asegurarse de que el estado del Golfo pudiera llevar a cabo la Copa del Mundo en 2022”.

Mustafa Qadri, un investigador de derechos de inmigrantes del Golfo que trabaja con Amnistía Internacional dijo “Qatar le está fallando a los trabajadores inmigrantes. El año pasado, el gobierno hizo promesas de mejorar los derechos de trabajo de los inmigrantes en Qatar, pero en la práctica, no ha habido mejoras significativas en la protección de los derechos”.

A pesar de las críticas de Amnistía, un vocero del Comité Supremo de Entrega y Legado de Qatar recibió el informe y prometió “seguir adelante con las partes interesadas internas y externas en nuestros esfuerzos por organizar una Copa del Mundo que preserve los derechos y la dignidad de todos los individuos que trabajarán para hacer que el torneo sea un éxito”.

En 2014, el gobierno de Qatar prometió mejorar los derechos laborales de los inmigrantes en el país.

Pero según Amnistía, en los últimos 12 meses se han dado pocas mejoras para los trabajadores inmigrantes que están contratados bajo el sistema Kafala del país, el cual une a un empleado inmigrante con el empleador.

Las Naciones Unidas y muchos grupos de derechos humanos dicen que este sistema ha permitido que se desarrolle un sistema de abuso y una forma de esclavitud, y quieren ver que sea abolido.

Al igual que Qatar, la FIFA dijo que recibía el más reciente informe de Amnistía.

“La FIFA repetidamente ha instado públicamente y a las autoridades más altas de Qatar que las condiciones laborales equitativas para todos los trabajadores en Qatar son imperativas”, dijo el ente regulador en una declaración dada a CNN.

“Desde hace mucho tiempo, hemos fomentado y facilitado el diálogo entre los interesados en Qatar y las organizaciones internacionales expertas, y el trabajo de Amnistía demuestra los beneficios del compromiso.

“El informe de Amnistía reconoce que ha habido progreso y también deja en claro que aún queda mucho por hacer”.

La declaración de la FIFA insistió en que su decisión de otorgarle a Qatar el evento de 2022 había dado lugar a un “verdadero cambio” para las condiciones laborales de los inmigrantes.

“Si bien se están desarrollando grandes programas de construcción en Qatar que no tienen relación con la Copa del Mundo de la FIFA, es evidente que la Copa del Mundo de la FIFA funciona como un catalizador para que haya un cambio significativo.

“Los sitios de los estadios de la Copa del Mundo de la FIFA, donde no ocurrieron ninguno de los incidentes mencionados en el informe, están sujetos a los estándares internacionales que se requieren de las compañías de construcción responsables y de sus cadenas de suministros”.

Sin embargo, Amnistía dice que la FIFA no está haciendo lo suficiente.

“La FIFA ha invertido mucho tiempo, dinero y capital político en investigar la presunta corrupción en las candidaturas de Rusia y Qatar para la Copa del Mundo, y ha enfrentado dificultades en relación con la programación del torneo”, dijo Qadri.

“Pero la organización aún no ha demostrado un compromiso real con asegurarse de que Qatar 2022 no sea construido sobre una base de explotación y abuso”.

La FIFA no respondió directamente a estas acusaciones cuando fue contactada por CNN.

Mientras tanto, el tema de las condiciones laborales para los trabajadores inmigrantes en Qatar ha generado preocupaciones para uno de los patrocinadores de la FIFA.

“Nos seguimos viendo inquietados por informes que surgen de Qatar vinculados con la Copa del Mundo y con las condiciones laborales de los inmigrantes”, según una declaración de VISA emitida el martes.

“Le hemos expresado nuestra profunda preocupación a la FIFA y los instamos a tomar las acciones necesarias para trabajar con las autoridades y organizaciones necesarias a fin de solventar esta situación y garantizar la salud y la seguridad de todas las personas involucradas”.

Cada dos días, al menos un cuerpo sin vida llega a Nepal proveniente de Qatar, según Bhola Prasad Siwakoti, el secretario del Ministerio de Trabajo y Mano de Obra de Nepal.

“Los trabajadores inmigrantes nepaleses tienen el menor ingreso per cápita en Qatar”, le dijo Suryanath Mishra, quien fungió como embajador en Qatar de 2007 a 2012, a CNN en marzo. “A ellos son a quienes más explotan de todos los trabajadores inmigrantes”.

El presidente de la FIFA, Sepp Blatter, ha declarado públicamente que le gustaría ver que Qatar hiciera mejoras para ayudar a quienes han viajado a la región en busca de trabajo.

La próxima semana, el administrador suizo de 79 años de edad espera ser reelegido para cumplir un quinto mandato, ya que ha estado a cargo desde 1998.

“La FIFA, junto a sindicatos comerciales y organizaciones de derechos humanos, seguirá instando a las autoridades de Qatar para que logren hacer reformas y deroguen el sistema Kafala”, añadió la declaración de la FIFA.

“Sin embargo, en última instancia, el cambio sostenible en todo el país solo puede lograrse en un esfuerzo en conjunto con todas las partes involucradas, entre ellas compañías internacionales y gobiernos”.

El informe de Amnistía también dice que Qatar aún no ha implementado su reforma más significativa, la de un sistema de salarios electrónico para cambiar la forma en la que le pagan su salario a los inmigrantes.

Esto aún está siendo implementado mientras muchos trabajadores se han quejado con Amnistía que aún no les han pagado sus salarios.

“Solo quiero trabajar y ganar algo de dinero para mi esposa e hijos, pero debido a mi patrocinador, no puedo cambiarme de trabajo”, dijo Ranjith, un trabajador inmigrante de Sri Lanka que fue entrevistado por Amnistía Internacional.

“Si voy a la policía, me arrestarán y me deportarán porque no tengo un carnet de identificación”.

A Ranjith no le han pagado desde que llegó a Qatar hace cinco meses y no cuenta con un carnet de identificación ni con un contrato. Amnistía describió su alojamiento en un campo de trabajadores como “abarrotado y sucio”.

Según Amnistía, Qatar no cumplió con su objetivo de establecer 300 inspectores de trabajo antes de finales de 2014, y el grupo afirma que solo ha habido un progreso limitado para mejorar la seguridad en los sitios de construcción, la regulación en contra de las agencias explotadoras de reclutamiento y la mejora al acceso de justicia para las víctimas de la explotación laboral.

Amnistía dice que incluso si Qatar efectivamente implementa todas las reformas que anunció en mayo de 2014, estas aún serían insuficientes para abordar “las causas fundamentales detrás de la explotación generalizada de los trabajadores inmigrantes”.

“La realidad es que más de un año y medio después de que Amnistía Internacional pusiera de manifiesto la explotación desenfrenada de los inmigrantes, se ha hecho poco para abordar las causas de raíz de este abuso”.

“Estamos a un año más cerca de la Copa Mundial de Qatar de 2022… se está agotando el tiempo para que se implementen cambios”, dijo Qadri.

“Ahora que continúa el auge de la construcción en Qatar y se cree que la población de trabajadores inmigrantes aumente a 2,5 millones, la necesidad de que haya reformas urgentes es más fuerte que nunca”.

En noviembre de 2013, Amnistía publicó un informe en el que afirmaba que los trabajadores eran obligados a trabajar en un horario excesivo, vivían en condiciones miserables y se les negaba el pago.

El informe “El lado oscuro de la migración” se basó en entrevistas con 210 trabajadores, 22 compañías y funcionarios del gobierno.

Amnistía recomendó que Qatar tomara acciones en reformar el sistema Kafala y eliminara la necesidad de que hubiera un permiso adicional, mientras también recomendaba que se mejoraran los estándares de vida y las leyes laborales.

Pero el progreso ha sido lento, según el más reciente informe de Amnistía Internacional —titulado “Promising little, delivering less: Qatar and migrant labor abuse ahead of the 2022 Football World Cup”— el cual establece que de las nueve áreas clave para la mejora de las vidas de los trabajadores inmigrantes, solo ha habido un progreso limitado en cinco y no ha habido éxito en las otras cuatro.

Pero el bienestar de los trabajadores es extremadamente complejo, según el Comité Supremo para la Entrega y el Legado de Qatar.

En una declaración escrita, el comité dijo lo siguiente: “Un mayor progreso y un cambio duradero y sostenible requiere de la continua cooperación entre las partes interesadas en el gobierno, el sector privado, los países emisores y las organizaciones de la sociedad civil, como Amnistía Internacional”.

“El Comité Supremo para la Entrega y el Legado (SC) recibe la contribución del informe de Amnistía Internacional y está agradado de ver que reconoce los estándares de bienestar de los trabajadores del SC, al igual que el compromiso del SC con la transparencia y con la cooperación continua con Amnistía Internacional en relación con la implementación y aplicación de los estándares del SC”.