San José, Costa Rica (CNN Español) - Con un acto simbólico en San José, costarricenses y salvadoreños radicados en Costa Rica se unieron este sábado a la fiesta por la Beatificación de monseñor Oscar Romero.

La iglesia de Curridabat, en el este de la capital, se llenó de ofrendas florales para celebrar con una misa un acto histórico para El Salvador y toda Centroamérica. Algunos lucían camisetas y fotografías en honor a Monseñor Romero.

La municipalidad de la zona acordó darle el nombre del mártir a un parque cercano a la Embajada de El Salvador en Costa Rica, ubicada en esta misma localidad. 

Según dijo a CNN el embajador de este país en Costa Rica, Sebastián Vaquerano, la beatificación ratifica que monseñor Romero estaba en lo correcto, que defendía una causa justa.

Una exposición de afiches que se han publicado en El Salvador en los últimos 35 años con monseñor Romero como protagonista, se encuentra en la facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Costa Rica. 

También en la embajada hay otra muestra con la reproducción de fotografías que monseñor Romero entregó en una cajita a una señora antes de morir. 

Vaquerano explicó que todas las embajadas de El Salvador en el mundo tienen un juego de estas imágenes que incluyen fragmentos de sus homilías.