Por varias semanas, la zona de Arequipa ha sido escenario de enfrentamientos entre manifestantes opositores al proyecto minero Tía María y la policía de Perú. En la imagen, del 14 de mayo, los uniformados usan gases lacrimógenos para contener a los inconformes. El gobierno peruano declaró el estado de emergencia por 60 días en Islay. (STR/AFP/Getty Images)

(CNNEspanol) – El gobierno de Perú declaró el estado de emergencia en la provincia de Islay, departamento de Arequipa, después de que las protestas contra el denominado proyecto minero Tía María se tornaron violentas.

La medida regirá en todos los distritos de Islay, Mollendo, dijo en conferencia de prensa el jefe del Gabinete Ministerial, Pedro Cateriano.

Precisó que quedan suspendidas a partir de este sábado las libertades personales, referidas a la inviolabilidad del domicilio, libertad de tránsito y la libertad de reunión. La Policía Nacional, con el respaldo de las Fuerzas Armadas, se encargará del mantenimiento del orden público.

“Cuando las circunstancias demuestran que un grupo mínimo no quieren acatar la Constitución y la ley, es decir, violentar el Estado de Derecho, el Gobierno tiene los instrumentos legales que la constitución franquea para garantizar el mantenimiento del orden público”, refirió.

Desde hace varias semanas, diferentes sectores de Islay están en paro general como protesta por el proyecto Tía María de la Southern Perú, para la extracción de cobre a cielo abierto.

Medios locales de prensa reportaron el viernes que durante una de las protestas un grupo de inconformes se enfrentó a la policía. En la gresca habría muerto una persona y varias más resultaron heridas.