(CNN Español) — Al menos 13 muertos dejó la mañana de este lunes un violento tornado que sorprendió a los habitantes de una colonia de Ciudad Acuña, Coahuila, localizada en la frontera con Texas, informaron las autoridades locales.

Al menos 10 adultos y tres menores fallecieron, 290 personas están heridas y hay unas 750 hogares afectados luego de que el tornado azotara partes de la ciudad alrededor de las 6:30 a.m. local (7:30 a.m. hora del Este), luego de varios minutos de fuertes lluvias acompañada de granizo que comenzó una media hora antes.

Margarita Villarreal, residente en Ciudad Acuña, contó a CNN en Español cómo se sintió el paso del tornado categoría cuatro por la ciudad fronteriza. “Los vidrios temblaban”, dijo la sobreviviente.

Personal de Salud, de la Cruz Roja, bomberos, policías estatales, del Ejército, y de las oficinas de protección civil estatal y municipal están en labores de atención a la población, informó el gobierno estatal en un comunicado.

Minutos antes de que golpeara el tornado, el Departamento de Protección Civil de Ciudad Acuña alertó de la presencia de la tormenta.

Clemente Mancillas, un locutor de una estación de radio local, compartió a través de su cuenta de Twitter varias imágenes de la destrucción dejada por el fenómeno meteorológico.

Escucha las primeras declaraciones de Rubén Moreira, gobernador del estado de Coahuila.

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, que viajó el lunes por la tarde al lugar de los hechos, sostuvo una reunión con autoridades federales, estatales y municipales, y garantizó el apoyo del gobierno federal a los afectados por el tornado.

El gobernador de Coahuila, Ruben Moreira, aseguró que no hubo un aviso o alerta del fenómeno meteorológico y que es la primera vez que un tornado se registra en Ciudad Acuña, fronteriza con Estados Unidos.

“Fue de una brusquedad terrible, es la primera vez que en la zona urbana de Acuña se siente un tornado, no hay registrados en la historia”, indicó el mandatario estatal.

Luis Felipe Puente, coordinador nacional de Protección Civil de la Secretaría de Gobernación (Segob), informó que 750 casas de tres colonias resultaron dañadas por el tornado, derivado de los vientos de más de 220 kilómetros por hora que afectaron un área estimada de casi dos kilómetros.