(CNN Español) -  Después de resultar herido durante un concierto en Tijuana, Enrique Iglesias fue sometido a una cirugía reconstructiva en su mano con un especialista de Los Ángeles, dijo Joe Bonilla, parte de su equipo de relaciones públicas.

El cantante intentó sujetar un drone con una cámara que se acercó al escenario en su espectáculo. Las hélices le hicieron cortes en dos dedos de la mano derecha.

"Enrique está bien y muy agradecido por los pensamientos y el cariño recibido en las redes y los medios", dijo Bonilla.

Bonilla explicó en 'Showbiz' que Iglesias suele tomar el drone para interactuar más con el público. "Creo que fue una falla de medir en ese momento en que interactuó con el drone", dijo Bonilla.

Para el publicista, este episodio sirve para que la gente entienda el riesgo de manipular estos aparatos.

A pesar de las heridas y el sangrado, Iglesias  siguió con el concierto media hora. Incluso trató de dibujar un corazón con la sangre en su camiseta blanca.

Al final del espectáculo, fue llevado al aeropuerto para ser trasladado a Los Ángeles, donde fue atendido por el especialista.