CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Política

Según encuesta, existen nuevas dificultades para Hillary Clinton

Por Jennifer Agiesta

(CNN) — Más personas tienen una opinión desfavorable de la principal candidata demócrata, Hillary Clinton ahora, en comparación con cualquier otro momento desde el 2001, según una encuesta de CNN/ORC sobre la contienda del 2016.

Aunque Clinton sigue dominando sorprendentemente en el campo de los demócratas, las encuestas demuestran que los números han caído significativamente a través de varios indicadores claves desde que lanzó su campaña en abril.

Un número cada vez mayor de personas dice que no es honesta y digna de confianza (57%, más que el 49% en marzo), menos de la mitad cree que ella se preocupa por gente como ellos (47%, una reducción frente al 53% en julio pasado) y ahora más personas creen que ella no inspira confianza (50%, más que el 42% en marzo).

En la contienda frontal contra los principales republicanos, su margen es más ajustado de lo que ha sido en cualquier punto de la encuesta realizada por CNN/ORC en relación a la contienda electoral.

Sin embargo, en el lado republicano, ningún candidato ha logrado sobresalir exitosamente del grupo.

El grupo de siete candidatos que ha llegado a dominar la encuesta sobre el tema de la raza sostienen las primeras posiciones de las gráficas en esta encuesta; el senador Marco Rubio y Jeb Bush están a la cabeza, mientras que Mike Huckabee, el gobernador de Wisconsin Scott Walker, el senador Ted Cruz, Ben Carson y el senador Rand Paul buscan el liderato.

El debilitamiento de Clinton se debe en gran medida a los cambios entre los independientes, pero también está perdiendo algo de terreno entre sus propios partidarios. El apoyo para su contienda a la nominación demócrata ha caído por 9 puntos desde abril y aunque más de 8 de cada 10 demócratas dijeron que creían que era honesta y digna de confianza a principios de este año, ahora solo el 73% lo afirma.

La nueva encuesta que CNN/ORC realizó para determinar cómo se visualiza la contienda para la presidencia del 2016 encuentra estas alarmantes señales para Clinton, además de algunas preocupaciones para el contendiente más conocido del Partido Republicano, Jeb Bush.

Lazos familiares de Jeb Bush

Los esfuerzos que Bush ha hecho para que lo dejen de comparar con su hermano han funcionado hasta cierto punto. Solamente la mitad de los estadounidenses dicen que Bush es “muy parecido a su hermano”.

Sin embargo, la mayoría —56%— dice que su relación con dos expresidentes haría menos probable que lo apoyen para la presidencia. Solamente el 27% dice que es probable que esa conexión lo lleve a apoyar al exgobernador de Florida.

Esa es prácticamente la situación contraria que enfrentó su hermano cuando George W. Bush llevó a cabo su contienda inicial para la presidencia en 1999. En ese entonces, el 42% dijo que la conexión de Bush con su padre hizo que fuera más probable que lo respaldaran, mientras que solo el 24% dijo que era un elemento de disuasión.

Los lazos familiares de Bush son algo más que una atracción para los republicanos, pero no tanto. Entre los republicanos y los independientes con tendencia republicana, el 42% dice que es más probable que respalden a Jeb Bush debido a sus conexiones, mientras que el 38% dice que es menos probable que voten por él a causa de eso.

No sobresale ningún líder en el grupo del Partido Republicano

Sin embargo, para la mayor parte del campo republicano, la contienda por la nominación republicana sigue siendo un esfuerzo por sobresalir del grupo y, hasta ahora, nadie ha tenido éxito.

Aunque el Partido Republicano ha alcanzado algunas cifras altas desde la última encuesta que CNN/ORC realizó en abril, ningún candidato se encuentra fuera del margen de error de muestreo.

Rubio encabeza el campo con el 14%, seguido de cerca por Bush con el 13%. Huckabee y Walker siguen con el 10% cada uno, mientras que Cruz (8%), Paul (8%) y Carson (7%) están cerca de alcanzar un porcentaje de apoyo de dos dígitos.

Paul obtiene la mayor brecha en cuanto a género en el lado republicano, alcanzado un 13% y empatando en el primer lugar entre los hombres, mientras que obtuvo solo el 2% de apoyo entre las mujeres.

Las posiciones superiores del campo entre los republicanos conservadores es similar a las cifras globales de la reñida contienda, pero entre los que se consideran partidarios del Partido del Té, hay un líder evidente: Scott Walker, con un apoyo del 19%. Su competidor más cercano es Ted Cruz con un 12%.

En general, aproximadamente a la mitad de los republicanos (49%) le gustaría ver que el campo se decida anticipadamente, al decir que sería mejor para el partido que surja un candidato fuerte como un evidente favorito. Pero el 46% dicen que preferirían una campaña más larga, en la que una serie de fuertes contendientes se enfrenten durante el próximo año.

Surge un posible diferenciador: en la encuesta se vislumbra una clara diferencia en relación a cuáles son los candidatos que los republicanos consideran que representan el futuro más que el pasado.

Tres cuartas partes de los republicanos describen a Marco Rubio (77%) o a Scott Walker (75%) como la representación del futuro, casi 7 de cada 10 dicen lo mismo de Rand Paul (68%), pero Bush (51%) y Christie (51 %) tienen una menor probabilidad de ser considerados como representantes del futuro.

El creciente campo demócrata

En comparación con los republicanos, los demócratas tienen una mayor probabilidad de decir que les gustaría unas elecciones primarias competitivas (53% dice que sería mejor para el partido), pero sus preferencias hasta el momento no auguran una contienda reñida.

Clinton sigue manteniendo una enorme ventaja en esa contienda, ya que un 60% de los demócratas dicen que ella sería su mejor opción para la nominación. Detrás de ella, el 14% favorecería al vicepresidente Joe Biden y el 10% preferiría a Bernie Sanders, senador de Vermont.

Martin O’Malley, el exgobernador de Maryland que anunció su candidatura el sábado, apenas registra un porcentaje de apoyo del 1%.

A Sanders le va mejor entre los liberales que en general, alcanzando un apoyo del 18% entre ese grupo, pero Clinton aún obtiene un 61% entre los liberales de su partido.

Más cerca de las generales

En las contiendas de elecciones generales, Clinton ahora se encuentra casi pareja con Rand Paul, Scott Walker y Marco Rubio, mientras que continúa superando a Bush y Ted Cruz por un margen significativo.

Como se señaló anteriormente, esos cambios se derivan en gran medida de un cambio entre los independientes, aunque los republicanos parecen estar consolidando su apoyo a los candidatos del Partido Republicano, mientras que los demócratas están un poco menos seguros en cuanto a Clinton.

Una característica de la contienda que se ha mantenido pareja a medida que cambian las cifras: estas contiendas electorales dan lugar a enormes brechas en cuanto a género. Según la encuesta, las brechas de género siguen estando por encima de los 20 puntos en cada una de las cinco contiendas evaluadas, incluyendo una enorme brecha de 34 puntos en cuanto a género en la contienda de Clinton frente a Scott Walker.

La disminución de apoyo para sus contiendas en las elecciones generales, además de menores índices de favoritismo y que las impresiones sobre ella han empeorado, sugieren que las noticias recientes sobre sus acciones como Secretaria de Estado le han afectado.

Aunque la mayoría —61%— cree que la publicación que se hará en los próximos meses de los mensajes de correo electrónico que Clinton envió como Secretaria de Estado no revelaran ningún tipo de delito anteriormente oculto, la encuesta también encuentra que el 58% no está satisfecho con la forma en que se manejó el ataque en Bengasi en 2012.

Una estrecha mayoría considera que las audiencias en el Congreso, de mayoría republicana, en relación al ataque han sido manejadas adecuadamente, solo el 41% dice que el Partido Republicano ha ido demasiado lejos con las mismas.

Los lazos familiares de Clinton con un presidente son más estrechos que los de Bush. Mientras que el 39% dice que su matrimonio con Bill Clinton hace que sea más probable que voten por ella, un porcentaje igual dice que es un factor para no hacerlo. Y la mayoría de los estadounidenses dicen que Clinton no es en absoluto como su esposo (54%).

La encuesta de CNN/ORC fue realizada por teléfono del 29 al 31 de mayo, entre una muestra nacional aleatoria de 1.025 adultos. El margen de error para los resultados entre toda la muestra es de más o menos 3 puntos porcentuales. Esta es de 4,5 puntos para los resultados entre los 433 demócratas e independientes con tendencia demócrata y los 483 republicanos e independientes con tendencia republicana.